Aragón, an yes?

Sábado, abril 23, 2016 10:43
Publicau en a categoría purnas

Foi un café mientres que siento a lista de mosica que tiengo parada ta iste diya. Una lista que canta en tres luengas. Que canta dende a rabia, a tristura, o goyo y a libertat. Una lista que remera o que cada diya remeras. Qui yes. D’an viens. En iste trocet d’Aragón que ocupa menos de 60 metros en l’Eixample barcelonés totz os diyas son diyas d’Aragón. Porque Aragón ye en cadagún d’as aragonesas y os aragoneses. Un Aragón que ocupa muito más d’as suyas mugas porque muitismos habiemos d’emigrar. Uns, empentaus por os entibos, atros por a guerra, os más por a fambre y a miseria, atros por l’autodisprecio que muitas vegadas os aragoneses sentimos por tot o que siga Aragón.

Fa muitos anyos ya que han prebau uns y atros en desaragonesizar o diya d’Aragón. Pero dende fa 1200 anyos Aragón se niega a disparixer. Tamién en iste diya. Aragón ye aquí y astí. Hue, en cada neurona que encara tremola ta pensar-ne. En cada tuit. En cada uellada ent’o futuro d’un país que estió, está y estará. D’un país protechiu por tucas alteras, esnavesau por un gran rio entre disiertos. Un país que refusa amortar-se y que contina estando vivo en a dignidat de qui luita diya zaga diya en esfender a tierra, as luengas, a cultura, o territorio, as chents. Un país que charra tres luengas y que s’aima y s’odia a partis iguals. Un país que han quiesto trestallar dentre ciudat y lugar, dentre montanyas y planos, dentre disierto u verchel. Un país que en tiempos d’antismás iba chuniu enta la baralla y que de tanto en tanto encara remera ixe sentimiento colectivo que mos fa dicir que Aragón ye.

Aragón, o territorio, contina estando en o mesmo puesto que fa milenta d’anyos. Aragón, as suyas chents, son espardidas por o mundo y con ellas, tamién o país. Aragón ye dezaga la muga, pero dentro de totas y totz os que un diya, por a razón que siga, diciemos “soi aragonés”. Y hue ye o diya de remerarnos como o colectivo de chent que dende Aragón o dende difuera d’Aragón mos sentimos como aragoneses en o mundo. Somos humans. Humans aragoneses. Humans aragoneses que piensen o que piensen y quieran o prochecto politico que quieran, tenemos bella cosa en común. “Y si no, no”.

Hue, 23 d’abril de 2016, dende l’Eixample barcelonés, dende l’exilio voluntario y no siempre quiesto, dende l’altaria de 1200 anyos d’historia, podemos dicir, como cada anyo ENTALTO ARAGÓN LIBRE! UN ARAGÓN TA TOTAS Y TOTZ, QUE SIGA, SOBRE TOT, ARAGÓN!

PS. D’atros anyos en purnas 😉

Aragón yes tú

Aragón ye camín

Aragón

1200 anyos caminando por a historia

Aragón, el país que se olvida

La magia de San Jorge. Abiego

Aragón, el país que se olvida

Jueves, abril 23, 2009 9:37
Publicau en a categoría purnas

Los dragones que fuimos y somos

Erguidos sobre barras de metal los dragones bordean el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. Nunca me había fijado en ellos. Los dragones están, pero no se ven, porque no los miramos. Sin mirar, no se ve. Y Aragón no se ve a sí mismo sino se mira desde más allá. Es nuestra idiosincrasia, va en nuestros genes, en nuestras raíces que se hunden en una tierra húmeda por los costados y seca en el centro excepto por una gran vena que nos une y nos separa a partes iguales.

Somos Aragón, nos dice nuestro Gobierno este año. Somos. Somos tiernos como la arcilla y duros del roquedal, nos decía Labordeta. Somos. Somos un pueblo de agua en un seco país, nos dice La Ronda de Boltaña. Somos.

Somos dragón, princesa y caballero a partes iguales, aunque a veces parezcamos el caballo, que no sale nunca en las historias. Somos. Somos alma de piedra y viento y desierto y montaña y nieve y bosque y huerta y polvo y niebla. Somos un pueblo destartalado en medio de una carretera comarcal sin cobertura de móvil y somos una ciudad a medio camino entre la modernidad y el provincianismo. Somos una montaña orgullosa llena de nieve y somos un desierto donde sólo hay tierra reseca. Somos los que estamos aquí, los que han venido aquí y los que se fueron allá. Somos tres lenguas. Somos una historia. Somos la historia. Somos en la historia.

Y hoy, sólo hoy, una vez al año, y sólo una vez al año, está bien visto por nosotros mismos sentirnos orgullosos de los que somos. Sea pues. Somos aragoneses. Somos de Aragón. Somos Aragón. Y llevamos más de 1200 años llevando ese nombre, esa carga, esa riqueza, esa marca por el mundo. Aunque seamos el país que se olvida de sí mismo.