Historias de Nueva York: De paseo hacia la libertad (y volver)

Viernes, mayo 22, 2009 15:12
Publicau en a categoría purnas

El primer día en Nueva York, entero, fue un enorme paseo por la ciudad. Acabé muerto, pero las ciudades se conocen pateando. Se conocen equivocándose al dejar la propina (casi obligatoria). Se conocen teniendo que esforzarse para entender el inglés. ¿Palabra más repetida?: ¿Sorry?. Siempre he andado un poco duro de oído, pero además, con el inglés oxidado, a veces cuesta entenderse con la gente. En realidad, luego no tienes problemas con el idioma, a poco que sepas algo de inglés, y sabiendo que en la mayoría de sitios, hay alguien que habla algo o todo de castellano. Aragonés, eso sí, no  he encontrado a nadie todavía que hable. Hacer repetir las frases está siendo habitual, y lo más que te ganas es una mirada de hastío, tipo barcelonés harto de responder como llegar a la Sagrada Familia.

El Empire State a lo lejos

El Empire State a lo lejos

Desde el Empire State caminando hacia el sur, hay una larga distancia. Pasear es agradable en Nueva York. Hay que cuidar los semáforos, que son raros, no chocarse con la gente, pero en general, es una buena experiencia que permite conocer la ciudad. Pero cansa. Así que, lo mejor, es aprovechar los espacios verdes de la ciudad. Washington Square es uno de ellos, y se llena de turistas acalorados y trabajadores de la University of New York que salen a almorzar.

Arco de triunfo en Washington Sq.

Arco de triunfo en Washington Sq.

Descansando al sol

Descansando al sol

Por la noche, este mismo espacio se convierte en una improvisada sala de Jam Session, donde todo tipo de músicas se entremezclan. Los neoyorkinos son muy aficionados (de todo hay, claro) a comer o beber algo sentados en sus espacios públicos. Y si hay música, más.

Jam Session al aire libre

Jam Session al aire libre

Pero como está ciudad nunca deja de sorprenderte, mientras unos escuchan la música o se abrazan mirando a sus hijos que juegan a lo lejos, un grupo de personas medita bajo el arco de triunfo de la plaza. Ya hay que echarle valor para meditar allí.

Meditando bajo el arco

Meditando bajo el arco

Recupero el orden cronológico de los acontecimientos para seguir bajando hacia Battery Park, una vez pasado el World Trade Center. Battery Park es un cuidado parque lineal que sigue la línea de la costa y que llega hasta South Ferry, aunque por arriba enlaza con el parque del río Hudson, al oeste de la isla de Manhattan.

Battery Park

Battery Park

Osos amorosos en Battery Park

Osos amorosos en Battery Park

Paseando por aquí, se ve toda la actividad de la bahía. Barcos recreativos, de la policía, mercantes, y hasta un barco militar canadiense.

Canadá nos invade

Canadá nos invade

Ante el temor de una invasión canadiense en Estados Unidos quiero hacer otra digresión espacio temporal. Esa misma noche estuve por el SoHo tomando una cerveza (hay que aprovechar las happy hours, amigos). Conocí a un veterano del Vietnam, a un camarero escocés y a un grupo de música muy simpático con un club de fans más simpático todavía. Tocaban en un bar del que no recuerdo el nombre, Taberna de Kenny, o algo así. Por todo el barrio había decenas de marineros.  Estos días se celebra el Memorial Day, por los caídos y hay muchos soldados en la ciudad. La relación de los estadounidenses con su ejército es muy especial. Hasta el más progre de los progres, ve al ejército como un orgullo que defiende el honor del país. Al bar entraron unos marineros y aquello se alborotó. Las fans del grupo, el veterano y el resto del paisanaje, les palmeó la espalda: “You are our heros” y se hicieron fotos con ellos. Sólo el escocés y yo, con una relación con el ejército mucho más europea, osea, la justa, decidimos hablar de otra cosa: “Another one, please”, “yes, man”.

Marineros en un bar

Marineros en un bar

Recupero la línea de tiempo y llego hasta el ferry de Ellis Islan y la Estatua de la Libertad. A través de Battery Park cada vez vas viendo más gente. Son las multitudes que quieren llegar a la estatua de la Libertad. A lo lejos se divisa Ellis Island, donde hace un siglo, otras multitudes, hambrientas, sedientas y mareadas, desembarcaban en la tierra de promisión. Al fondo, las filas para el ferry turístico. Una escultura, a la que poca gente hace caso, recuerda que este país está hecho del hambre de los italianos, irlandeses, alemanes, chinos, holandeses que llegaron a principios del siglo XX.

Monumento al inmigrante

Monumento al inmigrante

Yo, que soy hombre de pocos posibles, y haciendo caso a las recomendaciones de mi hospedera, sigo un poco más hacia allá y llego al ferry de Staten Island. Es un ferry gratuito que comunica Manhattan con Staten, otro de los barrios de la ciudad, pero que tiene la suerte para los turistas, y la desgracia para los usuarios habituales, que pasa justo por delante de la Estatua de la Libertad. El momento más esperado.

Mirando a la estatua

Mirando a la estatua

Mirando a la estatua 2

Mirando a la estatua 2

La Estatua de la Libertad

La Estatua de la Libertad

No mirando a la estatua. ¿Quién es de Nueva York en esta foto?

No mirando a la estatua. ¿Quién es de Nueva York en esta foto?

Llegar a Staten Island es curioso. Lo primero que te dicen en el ferry es que todo el mundo debe bajar. Y bajamos. Pero la gran mayoría se vuelven a subir al siguiente ferry, aunque a mi aún me dio tiempo de tomarme un perrito caliente. 1 dólar que quita el hambre o lo suaviza.

De vuelta en Manhattan subí hacia Wall Street. El centro del mundo económico. O el centro económico del mundo, según se mire. Policías, turistas, ejecutivos. Más que la bolsa, parece un parque de atracciones. Dentro, el caos, los gritos, los precios, lo que sube, lo que baja, lo que destruye empresas y familias o las crea y las empuja. Esto es la bolsa de Nueva York.

La Bolsa, que no está en Wall Street

La Bolsa, que no está en Wall Street

Y hablando de empresas pujantes, subiendo y andando  llegué hasta la Apple Store.

Tienda Apple

Tienda Apple

Toda una experiencia. Te dejan tocar todo (menos a los y las dependientes). iPhone, iPod, AirBook, Mini… cualquier cacharraco montado por la fábrica de la manzana lo puedes probar allí. Hay decenas de dependientes y centenares de personas con sus aparatos. Hay talleres de aprendizaje, gratis, servicio técnico que te llama por tu nombre después de esperar al menos media hora y lo de probar los aparatos es con todas las consecuencias, porque hasta puedes llamar y enviar sms con el iPhone o estar un rato consultando internet. Y la gente lo hace, sin pudor, entre otras cosas, porque son muy poco discretos, y es habitual ir en el metro y mientras grita alguien por teléfono enterarte de toda su vida. Así que deben pensar ¿por qué no contarle mi vida a toda la tienda Apple?. Y dicho y hecho.

Pero oh, magia, habiendo manzanas, y habiendo decenas de críos por allí pululando, algo debía pasar. Manzanas, enanos, y sólo falta Blancanieves.

Whoopi Goldberg firmando libros

Whoopi Goldberg firmando libro

Aunque en este caso era Negranieves y los 100 enanitos. No deja de ser friki entrar a la tienda Apple y que esté Whoopi Goldberg firmando libros. A punto estuve de preguntarle por una de las monjas de Sister Act…aunque ya debe estar mayor.

El miedo

Viernes, febrero 13, 2009 10:40
Publicau en a categoría prexinando, purnas

Miedo al infinito. A lo lleno. Miedo a lo vacío, al vacío. Miedo a perder el puesto de trabajo. Miedo a los poderes ocultos. Miedo a los que mandan sin aparecer. Miedo. Miedo. El miedo paraliza el pensamiento, el miedo paraliza las acciones. Existe un miedo más horrible que el miedo a lo conocido. Ni siquiera el miedo a lo desconocido es tan terrible. El peor miedo es, como siempre, el miedo preventivo.

Miedo al que dirán. Miedo al que pasará. Miedo al que pensarán. El miedo preventivo. El miedo que paraliza personas, grupos, barrios, pueblos, ciudades, comarcas, países, estados, mundos. El miedo. No es malo tener miedo. Pero es malo que el miedo te paralice. No es malo tener miedo a quien da miedo. Pero es malo tener miedo por si nos dan miedo.

Somos libres y libres tenemos que seguir siendo.

Sea.

Con su cabeza nuestras libertades (y 2)

Sábado, diciembre 20, 2008 11:14
Publicau en a categoría purnas

En 1591 un ejército castellano llegaba a Aragón, se enfrentaba en Épila con una banda reunida por los nobles aragoneses, y entraba en Zaragoza sin oposición. Así terminaba uno de los hechos más tristes de nuestra historia. Por defender a un convicto, Antonio Pérez, Aragón apeló a sus instituciones. Pero no supo luchar por mantenerlas. Con la cabeza de Juan de Lanuza, el Mozo, rodaban también buena parte de nuestros fueros, recortados en Tarazona al año siguiente por Felipe I de Aragón, II de Castilla. Con su cabeza rodaban también los tiempos en los que Aragón sabía defender sus fueros y su historia. Un historiador francés contaba en el siglo XIX: “Los aragoneses eran, y son, un pueblo celoso de su pasado y de su historia, y celoso de sus libertades y justicias, pero en aquel entonces, aún orgullosos de su libertad ganada, no supieron defenderla“. En Zaragoza, mientras los soldados castellanos rodeaban el cadalso, los ciudadanos se escondían en sus casas, sólo la niebla fue testigo del hacha que cortó la cabeza del Justicia.
Hoy, 417 años después, se recuerda la figura del Justicia. Su estatua preside la más céntrica plaza de Zaragoza, su recuerdo hará llevar flores y banderas, y los aragoneses han recuperado la institución, el más antiguo defensor del pueblo de la historia. Pero siempre quedará en el aire el rumor de un día en el que Aragón no supo defender su bien más preciado, las libertades de su gente.

“Nos que somos tanto como vos, pero juntos más que vos, os hacemos principal entre los iguales, con tal que guardéis nuestros Fueros y libertades, y si no, no”.

Desde 2004 publico este texto el 20 de diciembre. Poco ha cambiado las cosas desde hace 400 años respecto a las libertades de nuestro país. Aragón sigue colonizado. Y lo peor es que muchos aragoneses están orgullosos de ello.

Con su cabeza, nuestras libertades, un año más

Viernes, diciembre 19, 2008 13:30
Publicau en a categoría purnas

Gobierno de Aragón ante el Justicia

Fruto del pensamiento de “no meneallo” que puebla la mente colectiva de los políticos aragoneses un año más se producen dos situaciones curiosas. Por un lado, nuestros políticos, empezando por el Justicia de Aragón, se empeñan en aleccionarlos sobre la “libertad”, “los derechos colectivos” y la “defensa de los fueros”. Por otro, esos mismos políticos rebajan el tono político del día celebrando los homenajes el día anterior (porque mañana es sábado) y enviando a los segundos espadas, como el consejero de Presidencia Javier Velasco.

La alocución de este año del Justicia tiene además una lectura lamentable, y es que este mismo Justicia, Fernando García Vicente, estuvo presente en el acto de humillación pública de la figura de Juan de Lanuza que tuvo lugar en Zaragoza con la colocación de una macrobandera española justo a su espalda. Por si fuera poco, el gobierno municipal de Zaragoza también ha decidido sustituir algunas banderas aragonesas y zaragozanas por más banderas de España a su frente, mirando al Paraninfo.

Así que mientras cara a la galería hablan de los derechos y las libertades, las que se fueron con la cabeza cortada de Juan de Lanuza, deciden por unanimidad hacer una jornada de tono bajo, fuera de las reivindicaciones políticas que emanan de la propia figura del Justicia como por ejemplo, el desarrollo estatutario, la financiación estatal, las infraestructuras, el recorte de derechos individuales, etc.

En todo caso mañana a las 12 de la mañana hay convocada una manifestación reivindicativa contra la bandera de España de la plaza Aragón, pero, sobre todo, para reivindicar la figura de un Justicia que se rebeló contra el Rey por contravenir el derecho de los aragoneses. Un ejemplo y una metáfora, la de su cabeza rodando mientras el pueblo de Zaragoza se escondía de las tropas castellanas que invadieron Aragón y destrozaron las libertades aragonesas.

65 horas, ni de coña. Directivas esclavistas, tampoco

Jueves, junio 19, 2008 18:01
Publicau en a categoría purnas

Metamos en una coctelera los siguientes ingredientes:

  1. 65 horas semanales de trabajo
  2. Directiva esclavista de inmigración
  3. No consulta a los ciudadanos sobre el nuevo tratado y descalificación de los que sí lo hacen (Irlanda)

Agitar bien.

Dejar reposar con la pasividad ciudadana.

Considerarse elegidos por la gracia de Dios.

El resultado es un cóctel tan angustioso como desastroso y se llama “actual política europea”. Ya dice bien (lo cual le honra) el ministro Corbacho, que asegura que nos “acercan al siglo XIX“.

Como ciudadano europeo desde luego No a esta Unión Europea, no a la directiva de inmigración, no a las 65 horas. Irlanda ganó su independencia en 1919 y ahora ha podido votar que no. Esta Europa de “despotismo ilustrado” que nos pretenden imponer, que nos recorta libertades ganadas con sangre, y que se aproxima a la mundialización capitalista sin derechos ni libertades no representa ningún valor de unidad, amistad y desarrollo que nos pretenden hacer creer. Esta no es la Europa en la que nos sintamos cómodos. O al menos, en la que yo me sienta cómodo.

¿De verdad la Expo de Zaragoza hubiera podido hacerse con las nuevas directivas europeas?. ¿De verdad Europa pretende imponer estas normas que nos retrotraen al peor imperialismo, colonialismo y capitalismo del XIX?¿De verdad quieren hacer, por ley, retroceder a Europa doscientos años en derechos civiles y humanos?¿De verdad?. No les dejes. Organízate, participa y lucha por los derechos humanos y laborales. Doscientos años de lucha obrera no se pueden ir a la mierda por esta gente.

No a las 65 horas. No a la directiva esclavista de inmigración. No al capitalismo salvaje globalizado. No, y no.

Etiquetas: europauepolíticalibertadderechos

El criterio propio

Jueves, junio 12, 2008 9:32
Publicau en a categoría purnas

Hoy Mauro Entrialgo lo ha clavado en Público.

viñeta criterio propio Mauro Entrialgo

Y no sólo el consumidor como tal. La tendencia de gobiernos, políticos y algunos medios es la de controlar la información. En los países normales (que alguno hay), la variedad en la información hace que ese control se quede en agua de borrajas. Podrán controlar un medio, pero no todos. Podrán controlar algún tipo de medios, pero no todos. Libertad, variedad e interés imposibilitan en los países democráticos que la censura “suave y tácita” no se pueda imponer.

Etiquetas: medioscensuraperiodismolibertadpolítica

Día de la libertad de Prensa

Sábado, mayo 3, 2008 21:12
Publicau en a categoría purnas

datos de periodistas muertosDesde el año 1991 el 3 de mayo es el Día de la Libertad de Prensa. Las cifras de al lado, gentileza vía twitter de Sonia Blanco, son del año pasado. Varias organizaciones como Periodistas Sin Fronteras publican estos días sus informes anuales que apuntan cifras preocupantes, desde luego.

Periodistas de todo el mundo son amenazados, golpeados, detenidos, torturados, asesinados. En nuestra civilizada Europa, también, en democracias consolidadas, también. La persecución de los periodistas es la persecución contra la verdad, sin más. Algo que muchos gobiernos, organizaciones terroristas, paramilitares, mafiosas o incluso simplemente económicas no acaban de encajar demasiado bien.

Reporteros sin Fronteras incide este año en los problemas de los periodistas en Europa. (el informe completo en PDF, aquí). Sin dejar de reconocer, criticar y condenar la persecución que desde ETA se hace a los periodistas, sorprende que, sin embargo, de por hecho algo que ni la justicia ha hecho. Que Egunkaria y Gara son periódicos de ETA. El caso de Egunkaria es grave porque 5 años después de su cierre los detenidos están absueltos pero el periódico fue clausurado, cerrado y precintado. Marxelo Otamendi todavía rumia sus penurias por los foros donde los quieren oír.

El cierre de medios de comunicación es otro ataque contra la libertad de prensa, aunque desde luego, y a pesar de que no se trata de establecer grados, creo que es evidente que es mucho peor el ataque contra la vida.

El caso es que esta profesión apasionante vive en peligro constante. Más peligros en unos sitios que en otros, y en algunos, es, directamente, impracticable. Desde las cifras de al lado, duras, con sus secuestros, con sus detenciones, con sus asesinatos, también quiero llamar a la “pequeña” libertad de prensa.

La pequeña libertad de prensa es la del día a día. La que hay que luchar cuando el editor quiere censurar tu voz. La que hay que defender cuando el político de turno quiere controlar su parcelita de poder en nuestros medios públicos, y en algunos privados. La que hay que proteger cuando sabiendo, no nos dejan publicar. La pequeñe libertad de prensa es la que viola el alcalde de Huelva cuando trata de agredir a una fotoperiodista. La pequeña libertad de prensa es la que deja decir palabras como trasvase. La pequeña libertad de prensa habla de las dudas sobre Gran Scala. La pequeña libertad de prensa pone el foco en los que están a favor…y en los que no. La pequeña libertad de prensa es la que representa a todas las sensibilidades de los potenciales lectores, televidentes, oyentes. La pequeña libertad de prensa es un granito en la libertad de prensa, pero es muy difícil luchar por ella. Lo heroico es lo otro, sin duda. Pero de pequeñas heroicidades y gestos tienen que estar llenas nuestras vidas. Incluso nuestras vidas de periodistas en democracia sin amenazas físicas.

Etiquetas: prensaperiodismolibertadamenazas

Feliz 2008 a pesar de los pesares

Lunes, diciembre 31, 2007 12:18
Publicau en a categoría purnas

No sé si coger la línea de cercanías para ir a la estación de autobuses, o el tranvía. Quizás coja el coche y vaya por la autopista autonómica. O tan sólo me dedique a mirar como avanzan las obras de la estación de Miraflores. Puede que aproveche para ver la televisión pública plural. O que me acerque a hacer esas gestiones en aragonés al Gobierno de Aragón o a presentar esa instancia en Fraga en catalán. Tal vez consiga la licencia para hacer una escuela taller en el Parque Natural de Los Monegros, o pueda, soñando soñé, ver un río que avanza sin que se pare cada cien metros en Zaragoza. Quien sabe. Hace cuatro años empezaban estas purnas . Entonces decía ésto:

No están los tiempos para revoluciones, nos dice el cántico de las sirenas de la vida corriente. No están los tiempos para cambios espectaculares de formas y maneras. Y nos llenamos la boca con constituciones y planes, estatuts y mas planes, hidrológicos e ilógicos, y millones de personas en el mundo sufren miseria y hambre. Y se estremece la tierra, y el mundo sigue, y las ventas siguen. Hoy es el tiempo de la revolución. La interior, la dura. La que permite olvidarse por un momento del cierzo que te corta la cara, y te obliga a hacer frente a las injusticias. Desde los pequeños gestos. Desde la sonrisa cotidiana y el sentir firme contra las injusticias de cada dia.
El año 2004 tiene que ser el de la revolución cotidiana. Ese será nuestro empeño, tratar de cambiar el mundo desde cada uno de nuestros rincones y vidas, desde el mismo momento que nos levantamos de la cama.

Lo sigo pensando y diciendo para este 2008 que nos llenará de ilusiones, desilusiones, alegrías, tristezas, odios, amores, rabias y sueños. Por eso mismo, y por todo lo demás. Feliz 2008, a pesar de los pesares. 

Etiquetas: 2008nocheviejapurnasrevoluciónlibertad

Los McCann, los malos pensamientos, Alonso, Hamilton y los buenos pensamientos

Jueves, septiembre 13, 2007 19:55
Publicau en a categoría purnas

Tenía un post en la cabeza todo el día. No sé porqué se me ha borrado. Será el aluvión Imaz, ahora prohombre de la moderación que contenía a las diabólicas figuras de Ibarretxe y sobre todo Egibar. O eso dicen en Madriz, que yo no se. Que yo cuando voy a Euskadi me dedico a comer pintxos, beber patxarán y txikitos, y poco más. Bueno, sí, vale, lo reconozco, me gusta meterme a bares de los malos y ver pintadas. Vicios que tiene uno. El caso es que tanto Imaz para aquí, tanto para allá, tanta Madeleine, y tanto temblor en Indonesia me han borrado el post de la cabeza. Cosas que pasan, la edad. Abro paréntesis, no lean almas sensibles, hoy he tenido un pensamiento maligno, muy maligno, y después de ver que los McCann han ganado un millón de euros en donativos en su página web, he pensado en secuestrar y matar a mi propia hija. Luego he desechado la idea. Porque no tengo hija, conocida al menos. Después he visto a los otros dos hijos de los McCann….y…bueno, que el primer resultado de google al buscar McCann es una agencia de publicidad , hay queda eso. Cierro paréntesis.

 

Así que al final, con la memoria borrada, formateada, y oyendo a los mártires del compás, pienso en la posible sanción de dos años a McLaren, a Alonso y a Hamilton. Y pienso en los miles de aficionados españoles de la Fórmula 1 que hoy mismo, si se confirma la noticia, dejarán de trasnochar, madrugar y esperar para comer, a que acabe la carrera. Y pienso que será un mundo mejor. Se comerá en los bares sin ruido de motor. Se comerá en casa sin cambiar “a ver como va la carrera”. Después pienso en los vendedores de gorras, fotos, posters, tazas, jarras y bufandas de Renaul y después McLaren con banderitas de España, y digo, bueno, los negocios es lo que tienen. Y pienso más allá y veo que Mediapro ha pagado una pasta por los derechos de la Fórmula 1…y me pongo a temblar. Menos mal que nos queda el fútbol. Y un contrato por obra y servicio. Y una contrata.

 

Postdata: No me resisto y tengo que poner la letra de la canción de los Mártires que ahora suena gracias al winamp, Petebulería: 

En la puerta un cementerioo
un politico se puso a ensayaar
la tierra pa quien la trabajaaa
la tierra pa quien la trabajaaa
y nadie supo que contestaaa
ni looos cipreses en el aireee
y los sueños que no estaaaann

si no tienee papelees el aireee
niii la tierra ni la mar
pa que quiero yo papeleees
si mi sueñoos son la libertaaad
tirar los muroos y las fronteraas
y que el mundo libre
pueda abrazar

porque los hombres buenos
porque los hombres buenos
siempre buscan la libertad
de la tierra y de los mareees
de la tierra y de los mareeeeees
y er que diran que diran

 

Etiquetas: mccannalonsohamiltonformula1imazlibertadmartiresmediapro

¿Para qué sirvió la muerte de Sacco y Vanzetti?

Jueves, agosto 23, 2007 10:01
Publicau en a categoría purnas

Hoy es el 80 aniversario del asesinato “legal” de Sacco y Vanzetti . Hace dos años escribí esto , que hoy reafirmo. Porque…

Las cosas siguen igual. Nos tenemos que preguntar ¿para qué sirvió? no sólo la muerte de Sacco y Vanzetti, sino la lucha de tantos y tantos trabajadores de todo el mundo para conquistar derechos. Hoy seguimos tragando. Tragando que los pisos suban cuatro veces más que los salarios. Que el poder adquisitivo descienda más de un 2% porque los precios suben más que los salarios (y eso contando con que el cómputo no se hace sólo con lo básico). Que los enlaces sindicales hagan horas extras gratis. Que te ofrezcan responsabilidad a cambio de nada. Que tengas un contrato de “becario” permanente. Pero ahí estamos. Indignos. Hoy es el aniversario del asesinato legal de Sacco y Vanzetti. El 23 de Agosto de 1927 eran asesinados, pero las movilizaciones por Sacco y Vanzetti movieron tres veces más personas que la lucha contra la guerra en Vietnam.

 

 

Conviene oír sus últimas palabras .


“El afecto y el heroísmo de nuestros compañeros de todo el mundo, la implacabilidad del enemigo, han hecho que en lugar de haber sido condenados y muertos en el término de pocos meses, como habría ocurrido si nos hubiéseis abandonado a nosotros mismos, hemos sido torturados siete años, tres meses y cinco días, antes de ser quemados vivos.
Sin embargo, estoy contento de que haya durado tanto, pues, si no otra cosa, será una lección para la reacción americana como para quitarle por un tiempo las ganas de desahogar su bestial sadismo sobre otras víctimas eventuales que acecha vorazmente.
Como anarquista me consuela el saber que si la burguesía me hubiese dejado vivir todos mis días no habría podido hacer por la gran revuelta lo que hice involuntariamente a través de mi martirio.
…Nos odian a nosotros y a los nuestros; son amigos de nuestros mortales enemigos… Todo el poder de la reacción esta contra nosotros. Sí esta es la última, recibid el extremo adiós.
¡Mantened en alto nuestra bandera!
¡Animo compañeros!

Bartolomé Vanzetti.

…Continuad la soberbia lucha, que yo también en lo poco que pude, he gastado mis energías por la libertad y por la independencia humana.
…¿Que culpa tengo si he amado demasiado la libertad?

Armaos de valor, saludad a los amigos y a los compañeros de todo el mundo. Os abrazamos a todos y os damos el último adiós, con el alma desgarrada, pero
llena de amor.
Ahora y siempre un viva a todos nosotros, un viva a la libertad.
Vuestros en la vida y en la muerte

Nicolás Sacco – Bartolomé Vanzetti

 

Gracias, compañeros. Viva la libertad.

Etiquetas: SaccoVanzettianarquíalibertadejecucionaniversarioestadosunidoslucharebeldiarebelion

Pachina 1 de 3123