A mentira presidencialista espanyola

lunes, noviembre 7, 2011 12:21
Publicado en la categoría purnas

Rubaljoy y Rajolcaba

Rubaljoy y Rajolcaba

Por uns modicos 500.000 euros ista nueit tendremos o gran goyo de  veyer a dos presonas con barba dicindo cosas a l’azar sobre os afers más esferents y fendo promesas que dimpués s’encargarán de no cumplir. Os dos barbudos son Mariano Rubalcaba y Alfredo Pérez Rajoy, u viceversa.

Mos dicen que ye o “debate entre candidatos”. Mos dicen que ye o “cara a cara”. Y mos mienten, una vegada más. Ni Rajoy ni Rubalcaba son candidatos a president, ni ye un debate, ni ye cara a cara.

No ye cara a cara porque os equipes d’asesors ya han estudeau cada frase que dicirá o suyo lider y como s’ha de comportar, contestar y charrar. Mesmo mover-se, vestir-se u apanyar-se a barbeta.

No ye un debate, por ixo mesmo, porque os dos dicirán as frases que lis pertoca dicir, sin parar cuenta ni d’o que diz o contrario y sobre tot, sin a colaboración d’o  moderador, aragonés, por más senyas, que no ferá más que de cronometrador (por cierto, primer profesión d’unatro aragonés ilustre, Luis Roldán).

No ye entre candidatos a president porque ixa figura no se ferá publica dica que se creye a nueva composición d’o Congresos d’os diputaus espanyol. En Espanya li dicen president a lo que en os paises que no tienen cosas ridiculas como as monarquías li dicen primer ministro. Bueno, en a Gran Bretanya tamién li dicen primer ministro y en tienen d’absurdidatz. Pero bueno, concedamos ixo de president. Rajoy y Rubalcaba no son que dos candidatos a diputau d’o Congreso espanyol. Y no son os unicos. Centenars de presonas istos diyas pueden dicir que son exactament o mesmo que Rajoy y Rubalcaba.

Pero encara más. Una vegada que se faiga o nuevo parlament, Rajoy y Rubalcaba nomás que son 2 d’os 20 y tantos millons de presonas que podrian ser candidatos a president d’o gubierno, porque a constitución espanyola y a ley no dicen que o president d’o gubierno haiga de ser diputau. Os partius que conforman a camara, y nomás quan conforman a camara, pueden proposar a cualsiquier ciudadano mayor d’edat ta fer de president mientres quatre anyos. Rajoy, Rubalcaba, la barrenada d’os mixins u Rouco Varela.

Porque, sinyors y sinyoras, encara que os meyos lo xubliden y os partius faigan por fer xublidar, Espanya no ye presidencialista, y en istas eleccions d’o 20-N os espanyols no trigan president, sino ripresentants en o Parlamento espanyol, que dimpués habrán de trigar un president.

Y saben vustetz? No nomás bi’n ha que dos partius, como no nomás bi’n ha dos candidatos. Por ixo, o debate d’ista nueit ye una mentira, ye un atraco a la que dicen democracia espanyola, y ye una contrimuestra más que ixo que dicen democracia ye luen de ser-lo porque mesmo incumple as suyas leis.

Yo, como tamién tengo barba y como me remeran de vegadas que  en o mio DNI “pone que soy español”, y, por tanto, soi candidato, mientres que os atros dos barbas fan o fato en a tele con Campo Vidal, prebaré de fer bella cosa más util que veyer-los. No se, leyer, veyer una serie, una peli, gratar-me os didos d’o piet u contar os pels d’o mixín mio.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

3 Respuestas to “A mentira presidencialista espanyola”

  1. Bitacoras.com says:

    noviembre 7th, 2011 at 12:24

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Rubaljoy y Rajolcaba Por uns modicos 500.000 euros ista nueit tendremos a gran goyo de  veyer a dos presonas con barba dicindo cosas a l’azar sobre os afers más esferents y fendo promesas que dimpués s’encargarán de n……

  2. Raúl says:

    noviembre 7th, 2011 at 17:51

    Tienes más razón que un santo. De todas formas, yo lo veré, más que nada por echarme unas risas en twitter. 

  3. Obviedades (no tan obvias) del sistema electoral | Viajero a Itaca says:

    noviembre 12th, 2011 at 2:41

    […] una obviedad pero, como tantas otras, es necesario recordarlo. Hace unos días Jorge Romance escribía en su blog que los candidatos en realidad no son candidatos. Muy cierto. Alfredo Pérez Rubalcaba […]

Dixa un comentario