Ortega Cano, o suyo auto y yo

viernes, septiembre 9, 2011 14:02
Publicado en la categoría purnas

De quan yo viviba en Cartagena me’n leve desperiencia profesional, vital, buena ripa d’amigos y tamien un camaton d’anecdotas d’a vida d’ixa ciudat que ye en una autonomia que quasi no reconoix. A curiosa vida cartagenera y o propio triballo que teneba me fa agora poder recentar anecdotas d’o rei d’Espanya, de Zaplana, de Juan Cotino y agora que ye de moda por haber matau en una carretera a una presona en un accident, de Jose Ortega Cano, torero.

Yera una nueit escura, como gosan prencipiar bells relatos, y yo adugaba o mio 127, alcompanyau con una amiga por o vico d’a Concepcion de Cartagena (Quitapellejos, que li’n dicen asti). En una tornada ta cuchas dentremos por un callizo estreito de sentiu unico y por sospresa, mos trobamos unatro auto, fosco, negro, con as luces enchegadas y que mos feba sinyals ta que retaculasemos.

Profés que no marchamos ta zaga, porque tenebamos prioridat y porque soi de Zaragoza, pero si que mos faciemos a un costau ta que l’auto negro (un Mercedes, creigo remerar) que iba en sentiu viedau, pasase a o costau nuestro. Quan pasó, me mire ta dentro de l’auto y veyie a qui adugaba, que no yera atro que José Ortega Cano, torero, naxiu de Cartagena y a mai d’o qual viviba en a Concepción.

Encara que li chile bella faltada, ell no baxo de l’auto en garra inte, nian se miro enta nusatros en pasar, pero asinas estio como conoxie a o torero Ortega, ell adugando en sentiu viedau, con un auto negro, mientres yo, con o mio 127 li dixaba pasar. Porque agora, a toro pasau, nunca no millor dito, puedo dicir que bi ha qui se piensa que os regles no van con ells, dica que lis pillan, claro.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “Ortega Cano, o suyo auto y yo”

  1. Bitacoras.com says:

    septiembre 9th, 2011 at 14:04

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: De quan yo viviba en Cartagena me’n leve desperiencia profesional, vital, buena ripa d’amigos y tamien un camaton d’anecdotas d’a vida d’ixa ciudat que ye en una autonomia que quasi no reconoix. A curiosa vida carta……

Dixa un comentario