As eleccions en Colombia (dende Colombia)

jueves, abril 15, 2010 17:00
Publicado en la categoría purnas

O venient 30 de mayo bi abra eleccions en Colombia. Fa anyos que tiengo una amistat en o pais a la trobe por casualidat, y que, atamás d’a distancia y o tiempo, contina estando tan aman de yo como siempre. Ye a corresponsal de Purnas en Colombia, Natalia Lozano la que fa istas reflesions sobre as eleccions colombianas que pueden cambear as rilacions de poders en America. Tos dixo con ella (en castellan).

Las elecciones del 30 de mayo

El pasado 26 de febrero la Corte Constitucional Colombiana en un fallo inesperado consideró inexequible la ley para llamar a un referendo en el que se pretendía modificar una vez más la constitución permitiendo la tercera reelección presidencial. Desde ese día los colombianos descansamos de 9 nueve de campaña continua de Álvaro Uribe.  Sí nueve años, uno antes de ser elegido presidente por primera vez y los ocho años que ha estado en el poder donde su mayor ocupación ha sido asegurar su reelección. La primera vez le funcionó, esta vez no, había ya mucha presión, internacional, el mismo Obama le recomendó no reelegirse nuevamente, y también interna por parte de defensores de la constitución provenientes de diferentes sectores ideológicos.

Sin embargo, fuera de competencia Uribe, sus grandes aliados intentan hacerse merecedores de su legado y gloria. Uribe ha sido el presidente con la más alta popularidad en los últimos cincuenta años de la historia colombiana. Su discurso populista y de mano dura contra la guerrilla, los terroristas nacionales, fue bien recibido por una opinión pública moldeada desde los medios de comunicación que se encargaron de promover una imagen en la cual todas las desgracias del país se acabarían el día que las FARC fueran derrotadas militarmente.

Este es el discurso que ha asumido como propio Juan Manuel Santos, cabeza del Partido de la U, partido creado hace cuatro años para apoyar la primera reelección presidencial. Santos fue el ministro de defensa de Uribe y a él se le atribuye el gran éxito de la “Operación Jaque” mediante la cual fue liberada Ingrid Betancourt.  Pero a él también se le atribuyen los llamados Falsos Positivos, ejecuciones extrajudiciales de civiles que se presentaban como guerrilleros por parte del ejército nacional, con el objetivo de demostrar mayores “bajas” en el bando enemigo. Unos ven en Santos el héroe que asesinó a Raúl Reyes, mientras otros lo ven como el artífice de los bombardeos del territorio ecuatoriano.

Y es que tal vez el  cambio más notorio de Colombia en estos 8 años de dominación uribista es que hemos empezado a vivir en un país absolutamente polarizado. No hay términos medios aquí, o se apoya al gobierno o no. Al hacer oposición, no importa si se es senador, activista de derechos humanos o ciudadano del común, se corre el riesgo de ser tildado de simpatizante de la guerrilla.

Este camino de división se profundizaría con Santos, quién tiene como lema de campaña “Para seguir avanzando”.  Si el gobierno de Uribe se caracterizaba por su mano dura, Juan Manuel Santos representa la línea más dura del uribismo. Juan Manuel es primo del leal y sumiso vicepresidente Francisco Santos. Su familia es una de las más poderosas del país, propietarios hasta hace muy poco del diario de mayor circulación nacional, El Tiempo, ahora propiedad del grupo Planeta. Sabiendo que su origen burgués no causa la simpatía de sectores populares Santos eligió como fórmula vice-presidencial a Angelino Garzón, conocido ex dirigente sindical y militante de movimientos izquierda.

Aunque Santos es el candidato uribista de mayor fuerza, no es el único, de hecho en las encuestas después de él se encuentra al candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín. Noemí decidió volverse Uribista hace unos años cuando el presidente le ofreció una embajada en España, porque años atrás en las elecciones del 2002, era su contendora y en aquel entonces lo calificaba de paramilitar. Tras el paso por España, llegó a la embajada en Londres y de ahí saltó a ser la candidata que defiende la “Seguridad democrática” a capa y espada. El partido conservador Antes de Uribe, quien paradójicamente no es miembro, era un partido en decadencia, hoy tras 8 años de políticas represivas el país se ha derechizado y Noemí hoy saca ventaja de ello.

El otro candidato uribista que quisiera llegar al poder es Germán Vargas Lleras, presidente de Cambio Radical, partido creado también bajo el ala de Uribe, pero que se separó de éste siguiendo las aspiraciones de Germán Vargas quien decidió no apoyar el referendo declarándose uribista pero no reeleccionista. Esta separación le ha costado caro a Vargas quien aparece en un lejano quinto lugar en las encuestas.

Por otro lado están los opositores, Gustavo Petro, Rafael Pardo y Antanas Mockus.

Petro es el candidato del Polo Democrático Alternativo, partido surgido de la unión de diferentes movimientos de izquierda con el objetivo de tener un único candidato que lograra hacerle contrapeso a Uribe en las elecciones de 2006. En dichas elecciones, Carlos Gaviria candidato del Polo obtuvo la votación más alta que haya conseguido la izquierda a lo largo de la historia colombiana. Sin embargo, desde el 2006 las peleas internas de los miembros del partido por orientaciones ideológicas, o, por pretensiones de poder individuales lo han ido debilitando. Gustavo Petro en su función como senador fue uno de los mayores opositores de Uribe, llevando a cabo debates en los que señalaba los nexos del presidente o de sus aliados políticos con miembros del paramilitarismo. Sin embargo, la ferviente oposición que demostraba Petro se ha ido diluyendo a medida que se acercan las elecciones, tratando de mostrar una imagen más conciliadora en incluso otorgando favores políticos al gobierno. De esta manera ha perdido simpatía entre los llamados votos de opinión para los que en algún momento representaba una alternativa, y para los que ahora no está clara cuál es su posición.

El Partido Liberal es uno de los más tradicionales del país, aquí históricamente existían dos partidos, el Liberal y el Conservador y por muchos años las disputas presidenciales se daban entre estos dos, así fue hasta la década de los 90. En los últimos 8 años así como los conservadores se han fortalecido, lo liberales se han debilitado. Hoy su candidato es Rafael Pardo Rueda. Pardo fue ministro de defensa durante el primer mandato de Uribe, pero salió de allí teniendo diferencias en la manera como se llevaba a cabo el proceso de desmovilización de los grupos paramilitares regulado por la ley de Justicia y Paz, que contemplaba penas muy cortas para estos. Así pasando a ser parte de la oposición, Pardo ha sido acusado por el gobierno de ser colaborador de la guerrilla. Es un hombre serio y me atrevería a decir que honesto, pero es poco carismático y eso en un país donde las elecciones se deciden más por simpatías que por contenidos programáticos, no le favorece.

La sorpresa indudable de esta campaña electoral la ha dado el Partido Verde y Antanas Mockus, su candidato. El partido fue creado el año pasado por tres ex alcaldes de Bogotá Luis Eduardo Garzón, Enrique Peñalosa y Antanas Mockus, quienes lograron transformar la ciudad durante sus mandatos. Mockus fue el primero de ellos. Colombiano de ascendencia lituana es un matemático, catedrático y fue rector de la Universidad Nacional. Fue dos veces alcalde de Bogotá donde emprendió una campaña pedagógica de transformación de la ciudad, enseñando a respetar leyes, a asumir deberes, creando lo  que el llamaba “conciencia ciudadana”. Enrique Peñalosa se enfocó más en la creación de infraestructura, mientras que Garzón hizo énfasis en la justicia social. El pasado 14 de marzo los tres ex alcaldes se sometieron a la votación popular para elegir el candidato del partido a la presidencia y allí fue elegido Antanas Mockus. Desde ese día, las encuestas han empezado a favorecerlo de manera inesperada. El movimiento ciudadano que lo acompaña ha invadido Facebook donde se vive una especie de Mockusmanía.

Hasta la semana pasada había otra campaña, la de Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín, también matemático y catedrático con propuestas tan parecidas a las del Partido verde que terminaron llevando a los dos grupos a una alianza. Ahora Fajardo es la fórmula vice-presidencial de Mockus.

Con esta alianza se espera que los verdes se fortalezcan y logren llegar a una segunda vuelta para enfrentarse con Santos. Yo vivo en Bogotá y soy adicta  a Facebook y en esos dos entornos el apoyo a Mockus por parte de la gente parece ir en aumento cada día. Pero creo que fuera de mi mundo, en el campo, en otros círculos sociales Santos sigue siendo la primera opción, él es el que maneja las grandes maquinarias políticas y él es al que apoyan los medios de comunicación. Noemí y su partido conservador también tienen una fuerte maquinaria detrás. Y por otro lado a veces el discurso de Mockus es muy elaborado para una población con bajos niveles escolares como lo es gran parte de la población colombiana.

No soy buena para hacer predicciones electorales nunca se me dan porque pienso un poco más con el corazón que con la razón. Después de 8 años de uribismo quisiera creer que el proyecto político de Mockus es viable, quiero creer  que puede llegar a una segunda vuelta, y allí enfrentados el discurso de odio guerrerista de Santos y el discurso de educación y legalidad  de Mockus, aún con sus tendencias neoliberales y con su actitud en ocasiones poco conciliadora, quisiera que ganara éste. Pero siendo racional, habrá que esperar cuatro años más de guerra.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

4 Respuestas to “As eleccions en Colombia (dende Colombia)”

  1. Bitacoras.com says:

    abril 15th, 2010 at 17:05

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: O venient 30 de mayo bi abra eleccions en Colombia. Fa anyos que tiengo una amistat en o pais a la trobe por casualidat, y que, atamás d’a distancia y o tiempo, contina estando tan aman de yo como siempre. Ye a corresponsa……

  2. Lenitiu Ismael says:

    abril 15th, 2010 at 17:35

    Llevo tiempo informándome sobre Colombia, el mismo Carlos Gabidia vino a Valencia a hablarnos sobre el proceso constituyente colombiano en unas jornadas de derecho latinoamericano.

    Según estoy oyendo aquí por parte de immigrantes colombianos la represión és dura contra los opositores de Uribe, es eso cierto?

    Los falsos positivos no són un indicio que lo demuestra? no son centenares, sino miles, estoy en lo cierto?

    Esperemos un vuelco en las elecciones hacia la sensatez! Buena suerte, Colombia!

  3. Natalia says:

    abril 16th, 2010 at 5:39

    Sí es cierrto que la oposición es muy muy perseguida, periodistas y activistas de derechos humanos han sido amenazados, muchos, tuvieron que salir del país. Ahora, también hay un escándalo muy grande porque se descubrió que el departamento de seguridad (DAS) tenia interceptados los teléfonos de todos los personajes importantes de la oposición, y no sólo eso, sino que tenían misiones de crear autoatentados y campañas de desprestigio a opositores (http://www.rcnradio.com/audios/editorial-de-gossa-n/13-04-10/sobre-el-creciente-esc-ndalo-por-las-chuzadas-del-das) .
    Lo de los falsos positivos es otra cosa, ahí los muertos no eran opositores necesariamente., sólo hombres, por lo general pobres, a los que engañanban con promesas de trabajo en algún lugar lejano al de su residencia, para más tarde asesinarlos y hacerlos pasar por guerrilleros. Sobre las cifras no hay nada muy claro. Hace unos meses en Público decían que habían encontrado una fosa de 2000 personas, aquí el gobierno negó la noticia inmediatamente. Pero evidentemente al gobierno no se le puede creer. Creo que pasarán unos cuantos años antes de que sepamos las dimensiones reales de ésto.

    Realmente necesitamos un vuelco en estas elecciones!

  4. Lenitiu Ismael says:

    abril 16th, 2010 at 17:08

    Muchas gracias, Natalia! 🙂

    Deseamos toda la suerte del mundo para las elecciones!

    P.S.: me gustaria poder ir dentro de unos años a ver que situación se vive en el continente sudamericano… ojalá mi sueño se haga realidad.

Dixa un comentario