La infancia se desvanece para convertirse en mar

miércoles, noviembre 4, 2009 21:16
Publicado en la categoría prexinando, purnas

Si escribo esto es para huir de mi infancia. Si escribo esto es para huir de la muerte. Ya hace días y horas y segundos que se que la vida fluye. Decía Jorge Manrique que “nuestras vidas son los ríos que van a dar al mar, que es el morir”. Manrique hace siglos que es uno con el océano. Mi infancia hoy ha derramado algo más en el mar. El mar hacia el que yo fluyo se va llenando gotita a gotita desde hace años. El niño que fui crece y en mi corazón y mi cabeza llevo a todas esas personas que me arrancaron una sonrisa, una lágrima, a los que me dieron una caricia, un beso, a los que se preocuparon porque fuera un niño feliz. Algunos de ellos, seres de carne y hueso, ya son recuerdos y gotas saladas de agua.

Hoy se nos ha muerto Santiago, mi vecino, el abuelo que nunca tuvo nietos, mi “tercer” abuelo. El que me venía a buscar a la parada del autobús siempre con un caramelo, o un duro, o una peseta, o cinco duros, metidos en el bolsillo de la chaqueta, y me los daba mientras caminábamos por un barrio que olía a fábrica de cerveza. El marido de Carmen y padre de Pilar, parte de esa familia que no es familia pero como si lo fuera. El que fue pregonero en Samper de Calanda, el laminero que cantaba jotas, el hombre que siempre sonreía, cuando estuvo sano, y cuando su cuerpo y su cabeza se fueron desligando.

Me duele la muerte de Santiago. Me duele por lo que la familia del 3º A ha significado para mi. Me duele, porque hasta cuando dejé de ser su vecino y me fui a Barcelona, podía seguir hablando de ellos en el Antiquari de la Plaça del Rei. Me duele, por todas las veces que estando en casa, cuando ya he sido mayor, no he pasado a verlos. Me duele porque en los últimos meses, y cuando Santiago ya no nos conocía ni casi se levantaba de la cama, no he tenido el coraje de entrar a verlo. Me duele porque el camino que queda estará lleno de nuevas gotitas de mar.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “La infancia se desvanece para convertirse en mar”

  1. Bitacoras.com says:

    noviembre 4th, 2009 at 21:17

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si escribo esto es para huir de mi infancia. Si escribo esto es para huir de la muerte. Ya hace días y horas y segundos que se que la vida fluye. Decía Jorge Manrique que “nuestras vidas son los ríos que van a dar al mar, que…..

Dixa un comentario