El poder de decisión de las comunidades autónomas

martes, septiembre 1, 2009 13:53
Publicado en la categoría purnas

Me pasa el autor de Xarxes un enlace al blog El pati descobert. El post (en catalán) habla de la descentralización del estado español y de la toma de decisiones desde Madrid o desde las capitales de las llamadas comunidades autónomas. Realmente, y como se afirma en ese post, no es difícil últimamente escuchar o leer opiniones “fundamentadas” que abogan por un retroceso en la descentralización y, por tanto, una recentralización del poder en España. Más, quiero decir. El post apunta varias razones para este nuevo debate y sobre todo, los ejes en los que se basa (es decir, identidad nacional, juego de poder entre élites, poderes económicos, etc). En fin, que el texto es muy interesante y lo recomiendo, pero me quiero centrar en el gráfico que aporta, salido de una encuesta del CIS del año 2005.

graficocomunidades

El gráfico es el resultado “Muy de acuerdo” o “de acuerdo” para la pregunta: “¿todas las decisiones importantes se deberían tomar en la Comunidad Autónoma?”. En el resultado, Aragón es la cuarta comunidad donde más personas creen que las decisiones deberían tomarse desde Aragón. Más de un 63% de aragoneses creen que el centro de decisión para lo que afecta a Aragón debería ser Aragón, es decir, el Pignatelli. En 2005 acabábamos de ver como se paralizaba el trasvase del Ebro después de años de sufrir insultos desde Madrid por defender la integridad del río Ebro, y, entiendo, que en ese contexto debe ser insertado ese 60% de “independentistas decisorios”, por llamarlos de alguna manera.

En todo caso, no está tan alejado de los resultados que sistemáticamente arroja el barómetro de opinión de Aragón, en el que alrededor de un 30% considera que Aragón tiene competencias suficientes, pero en el que un 52% cree que debería tener más competencias, y entre un 2 y un 3% de encuestados abogan por la independencia. Sin embargo, todas estas encuestas no se reflejan después donde deben reflejarse, es decir, en la composición parlamentaria de las Cortes de Aragón.

Esa amplia mayoría de aragoneses que quiere más competencias o más decisión, vota una y otra vez a partidos de ámbito español que ceden vez sí y vez también a “los intereses generales del estado” y defraudan el “interés general de los aragoneses”. ¿Qué hace que esto pase? ¿Por qué los aragoneses quieren más decisión y se la entregan a quien pocas veces decide en favor de los aragoneses?.

Empieza el curso político y vuelve a ser el momento de responder a estas preguntas, en el tramo final de una legislatura que se aventura complicado en la relación de los socios de gobierno y que puede abrir puertas a nuevas mayorías, en las que, para variar, tendrán la llave quienes miran más a Madrid que a este pobre país que va de montaña a montaña, cruzado por el Ebro por el centro, hiriendo al desierto y que habla tres lenguas.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

6 Respuestas to “El poder de decisión de las comunidades autónomas”

  1. Bitacoras.com says:

    septiembre 1st, 2009 at 13:54

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Me pasa el autor de Xarxes un enlace al blog El pati descobert. El post (en catalán) habla de la descentralización del estado español y de la toma de decisiones desde Madrid o desde las capitales de las llamadas comunidades …

  2. Alejandro says:

    septiembre 1st, 2009 at 19:24

    Habría que intentar averiguar y comprender las razones por las que no s eve reflejado en la composición de las cortes aragonesas. Es algo que no acierto a saber las razones. Es kafkiano que se quiera más poder de decisión y se vote y premie a los partidos que la niegan. Será el cierzo.

  3. Toni Rodon says:

    septiembre 2nd, 2009 at 8:20

    Purnas,

    Gracias por el enlace. Realmente es un tema interesante. La opinión generalizada es que la autonomía sólo la quieren los que todo el día se quejan, es decir, nosotros. Pero no hay que olvidar que la propia autonomía ha generado una estructura de oportunidades políticas que ha favorecido el aumento del sentimiento autonomista en comunidades dónde antes no lo había.

    Sin embargo, como Alejandro dice, no tiene porqué haber repercusión electoral sobre este tema. Esto nos lleva a dos grandes preguntas (tautológicas, pero interesantes): ¿el sentimiento de más autonomía se crea porqué el ciudadano se da cuenta de las ventajas de tener el gobierno cerca? ¿o son las elites las que ’empujan’ al ciudadano a pedir más?

    Como suele pasar, y al contrario de lo que ha hecho la ciencia políticas hasta ahora, éste no es un proceso estático, sino dinámico.

    Gracias de nuevo.

    Toni Rodon
    El Pati Descobert.

  4. O mixín says:

    septiembre 2nd, 2009 at 23:11

    Muito intresán o grafico e lo tuyo comentario……
    Puede estar normal que no bi-aiga una rilazión entre “sentimen autonomista” e boto á partius territorials (u nazionals seguntes o caso).
    Cal una opzión territorial en Andaluzía u Estremadura que son rechions e, antismás son siempre benefiziatas por l’Estau? . Pero en Aragón:
    1º Ye una Nazión. 2º PSOE, PP e IU son os más chacobins de tot o Estau. 3º Bi-ha un sentimen de que cal atro Estatuto con más competenzias (como diz o barometro d’o Gubierno oleata dezaga oleata). Calerba reflesionar-ne.

  5. 39escalones says:

    septiembre 3rd, 2009 at 7:51

    Puede que esa disonancia se deba a lo mismo que el famoso chiste de la gallina: “no, es que dos gallinas sí que tengo…”.
    O posiblemente parta de defectos de construcción en el nacionalismo aragonés debido a sus ansias por imitar lo que da réditos electorales en otras Comunidades Autónomas en vez de buscar su propio camino: la afirmación de algunos, como el comentarista que me precede, de que Aragón es una nación, como un axioma o un dogma inopinable (cuando es más que opinable, discutible y, sobre todo, negable), o la apelación al sentimiento para tomarla por tal, no nos convierten en una nación, ni siquiera en un sujeto político colectivo ni maduro ni responsable. Precisamente, tales afirmaciones provocan lo contrario, que esa consideración se quede en el mero sentimiento, el cual, con razón, la gente no ve necesario trasladar a las urnas. Pero es lo que ocurre cuando se funciona por emulación, que la cosa se queda en mera pose, en fachada. Y para fachadas, la gente ya tiene bastante con los partidos tradicionales. ¿Para qué cambiarle el collar al mismo perro?

  6. Lalo says:

    septiembre 3rd, 2009 at 9:40

    Aunque hace ya tiempo que no paso ni por el Pignatell ni por la Aljaferia, la impresión que me llevé de allí es ¡por Dios, a mí que me gobiernen los franceses! ¿Quién ha dado capacidad administrativa a esta tierra de Bonés y Arguilés? Viendo semejantes síntomas en el paciente un médico avezado habría decretado la incapacidad absoluta ipso facto o, cuando menos, lo habría declarado inútil perdido.
    Ay Napoleón, Napoleón ¿por qué nos abandonaste! Ay bolcheviques, por qué nunca llegasteís? Ay Almorávides ¿qué prisa tenías tú de dejarnos con estos bárbaros que ni para el regadío valen?
    Lo mejor que le puede pasar a este territorio es menos autonomía y una buena invasión extranjera, pero bien extranjera, nada de ambigüedades.
    Creo que los chinos están libres ahora, igual nos podrían hacer un arreglo.

Dixa un comentario