De la mentira (o la ignorancia) como arma política. El caso de Altorricón / El Torricó

jueves, agosto 27, 2009 11:46
Publicado en la categoría purnas

Diario del Alto Aragón publicaba ayer una carta al director firmada por la asamblea local del PAR en Altorricón / El Torricó. En ella se asegura que el nombre del pueblo en catalán (chapurriau, le llaman)  es “Altorricó” y no “El Torricó” y acusan de desconocimiento al que asegure lo contrario. Se basan para ello en…nada, claro. Y lo aseguran con esta frase:

Los habitantes de nuestra localidad siempre la hemos denominado Altorricó, desde nuestros mayores a nuestros hijos. Además, todas las formaciones políticas de nuestro municipio coincidimos en ello: Tanto PSOE, PP y PAR tenemos claro que el nombre de nuestro pueblo es Altorricón. Tenemos documentado ya este nombre en documentos eclesiásticos de 1637-1638; en Visitas Pastorales de 1702 y en Ordenanzas Municipales de 1737 y 1746. Sin embargo, no existe ningún documento antiguo en el que aparezca la forma de “El Torricó”.

Subrayo esas tres frases porque son la clave del texto.

  1. Aseguran que ellos siempre le llaman Altorricó, pero que el nombre es Altorricón. ¿Por qué? Porque su conciencia lingüística es nula, y en el fondo, lo que pasa es que quien dice “Altorricó” o “El Torricó”  para ellos está hablando mal, porque “el nombre de nuestro pueblo es Altorricón”.
  2. Según ellos “no existe ningún documento antiguo” en que aparezca la forma El Torricó. Sin embargo, lo que no dicen es que eso es mentira, y que lo que no aparece hasta el siglo XVII es la forma Altorricón, en castellano. Es curioso, porque esa es la punta de lanza del artículo “no existe ningún documento antiguo”, que se subraya con un texto donde mezclan al IEC (que parece según ellos haber introducido una forma que no existía, en 1995), CHA, que es la que pidió que el nombre oficial respetase El Torricó y por supuesto, ERC, que siempre tiene que aparecer en cualquier teoría conspiratoria sobre las ansias anexionistas catalanas.

El termino Torriquo (la forma de escribir en el siglo XIV la palabra Torricó), aparece en el monedaje de 1397, como consigna Juan Utrilla (del departamento de historia medieval de la Universidad de Zaragoza) en su artículo “Demografía medieval: La población en el área del Cinca y la Litera (Huesca) según un monedaje de fines del siglo XV” (en PDF). El propio Ayuntamiento de Altorricón / El Torricó así lo asegura también en su página web.

Juan Rovira Marsal, altorriconense, y personaje de honor de la Litera en 2005 asegura en la revista Temps de Parlar (en PDF) además, que El Torricó aparece en registros notariales del XVI y del XVII, también como  Altorricó y menos como Altorricón, y hasta en 1805 se habla de El Torricón.  Rovira además, aún apunta otra cosa, y es que la pronunciación del catalán noroccidental en la zona tiende hacia la “a” en las “e” inicial. Por eso Rovira asegura que la forma oral “al torricó” responde a la normativización escrita “El Torricó”.

En fin, que es mentira que no haya documentación donde aparezca esa forma, donde “El” o “Al” no son más que el artículo aplicado a Torricó que designa una torre pequeña o una torre dentro de una edificación.

Si la asamblea local del PAR de Altorricón / El Torricó quiere proponer que se escriba tal cual se habla (quiero decir ke se escriva talkual se abla) lo puede hacer, claro, pero sin recurrir a la mentira. Si quieren un pueblo culto, querrán un pueblo que escriba bien, aunque no lo parezca por su carta, quizás alentada por otros miembros del PAR que pertenecen a entidades dudosamente científicas como la FACAO o PNHC que además de sentirse orgullosos de no hablar catalán (ni ninguna de sus variedades dialectales, incluidas las de Aragón), no saben contar, y, desde luego, no recurren con frecuencia a los archivos. Es más, tan orgullosos están de su ignorancia que se quejan de que sobre las lenguas regulen los filólogos, inventan palabras absurdas como “demodura“, afirman que prácticamente cada habitante de la Franja habla una lengua diferente y alerta de que “se nos somete con las lenguas como en una dictadura y se apoyan en ilustrados para validar sus teorías”. Ilustrados, oiga, acabáramos. Tendré que plantearme si para poner un mueble en mi casa debo contratar a un médico y para operarme de apendicitis a un barrendero, no sea que se me vaya a ocurrir preguntar a los que saben.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

2 Respuestas to “De la mentira (o la ignorancia) como arma política. El caso de Altorricón / El Torricó”

  1. Bitacoras.com says:

    agosto 27th, 2009 at 11:48

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Diario del Alto Aragón publicaba ayer una carta al director firmada por la asamblea local del PAR en Altorricón / El Torricó. En ella se asegura que el nombre del pueblo en catalán (chapurriau, le llaman)  es “Altorricó…

  2. Lizer says:

    agosto 28th, 2009 at 15:29

    Interesante post que deja nuevamente con el culo al aire a aquellos que ven enemigos linguístico-políticos por todas partes.
    Estos señores no quieren un pueblo culto. En ese contexto les iba a ir muy mal a ellos. Así que se inventan una teoría que beneficie sus postulados políticos, la exponen con la seguridad que otorga el no saber y esperan a ver si sus mentiras son tomadas como verdades por la población…

Dixa un comentario