Historias de Nueva York: Al detalle

sábado, mayo 30, 2009 15:29
Publicado en la categoría purnas

A veces voy tan rápido viendo cosas, escribiendo cosas, que me resulta difícil insertar ciertos detalles que hacen de Nueva York lo que es. O, a lo mejor estoy equivocado y es Nueva York la que hace que estos detalles cobren más fuerza. En realidad, ahora que lo pienso bien, mientras escribo desde el autobús con WiFi gratis que me lleva a Washington, quizás es una mezcla de ambos. Ni Nueva York sería Nueva York sin estos detalles, ni estos detalles serían tan especiales si no estuvieran en Nueva York. Con esto he conseguido escribir un primer párrafo que no dice nada, empezamos bien.

En Nueva York hay incendios subterráneos

En Nueva York hay incendios subterráneos

Quizás no se ve bien, porque la foto está tomada, como todas, con el móvil, pero en Nueva York sale humo del suelo. Te pasa en Zaragoza, o en Barcelona y llamas a los bomberos. Te pasa en Nueva York y como lo has visto en las películas sabes que es normal. Me explicaron que muchos edificios sacan el humo de las calderas por abajo, en vez de por arriba. Puede ser. Es un humo, eso sí, húmedo y caliente, y no parece nada saludable, pero ellos están acostumbrados.

Coches en estantería

Coches en estantería

En Europa acostumbramos a aparcar en cordón o en batería. Aquí aparcan en estantería.

A la rica religión para todos los gustos

A la rica religión para todos los gustos

Iglesias, sinagogas, mezquitas, templos masónicos. Nueva York es la patria de cualquier religión. Miles de diversas iglesias protestantes, ortodoxas, católicas, mezquitas de varías corrientes del Islam, decenas de sinagogas, templos Bahai, budistas, animistas, santeros…Todas las religiones están en esta nueva Babilonia. Pero eso sí, algunas, como las de la foto, nos avisan: “Jesús nunca fue de putas”

¿Qué harías tú, en un ataque preventivo de la URSS?

¿Qué harías tú, en un ataque preventivo de la URSS?

Cada cierto número de manzanas el simbolito de la foto indica un refugio nuclear. Nunca se sabe quien te puede lanzar un misil. Herencia de la guerra fría, y prevención para la futura guerra con Corea del Norte, quizás.

Perritos calientes, oigan

Perritos calientes, oigan

El reposo del guerrero. Para una ciudad que vive a un alto ritmo de vida y que dispone de un importante número de parques y jardines públicos o semipúblicos, estos carritos son una parte importante de la alimentación. Halal, khoser, o sin desangrar previamente, todo tipo de comida y bebida para el reposo del guerrero.

Necesito un pelado

Necesito un pelado

Vale, barberías a la antigua hay en todo el mundo, de acuerdo. Pero hay que reconocer que entre rascacielos tienen un encanto especial. Además, siempre hemos visto en las películas que los barberos americanos son también dentistas, psicólogos y hasta pistoleros.

Oh! it's so so nice!

Oh! it's so so nice!

Historias de otro tiempo. Una familia burguesa que está orgullosa de sus niños y decide inmortalizarlos en un medallón. Probablemente esos niños crecieron y hasta puede que murieran en alguna de las numerosas guerras en las que se ha involucrado esta gente. O a lo mejor se hicieron hippies y se fueron a California a vivir. No lo aclaran.

Los homeless son multitud

Los homeless son multitud

Dicen que el alcalde Giuliani limpió la ciudad de crimen. Un poco como Gil en Marbella. Ahora se vive en Nueva York más tranquilo, dicen todos. Pero lo que no consiguió Giuliani es dotar de casa y comida a los centenares de homeless que pueblan Nueva York. Más bien al contrario. En su mandato creció el porcentaje de gente sin oficio ni beneficio, algo, que, en una sociedad tan competitiva e indiviualista como esta es sinónimo de marginación, pobreza y muerte en soledad.

Algunos son unos artistas

Algunos son unos artistas

Algunos de ellos, eso sí, tienen arte, y con su música consiguen convertirse en centro de miradas y, por tanto, de limosnas. Sino, mirad el vídeo.

Obreros descansando

Obreros descansando

Una de vida animal. ¿Os acordáis la imagen de los obreros descansando en lo alto de un rascacielos?. Aquí han aleccionado a las palomas para reproducirla. Jodías ratas del aire.

A este lo pilla mi Sputnik...

A este lo pilla mi Sputnik...

Y no me podía resistir a poner esta foto. Entre a comprar un periódico y vi a este Garfield durmiendo después de leer todas las revistas de la tienda. Y ni las arañaba ni nada, sólo dormitaba. A veces, las palabras causan sueño. ¿A qué sí?

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

3 Respuestas to “Historias de Nueva York: Al detalle”

  1. Bitacoras.com says:

    mayo 30th, 2009 at 15:30

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A veces voy tan rápido viendo cosas, escribiendo cosas, que me resulta difícil insertar ciertos detalles que hacen de Nueva York lo que es. O, a lo mejor estoy equivocado y es Nueva York la que hace que estos detalles cobren …

  2. Pedro Feliu says:

    mayo 30th, 2009 at 21:42

    Jorge, fenomenáles tus crónicas de calle. Enhorabuena por tu viaje, como te envidio. cuidate mucho, te mando un abrazo desde este escritorio de un viejo apartamento del barrio viejo de esta ciudad marinera de esta isla que se sorprende aún cuando el verano saluda con un bramido elefantiásico

  3. Natxo Sorolla says:

    mayo 31st, 2009 at 12:37

    Ue, molen estos “detalls” 😉

Dixa un comentario