La gripe porcina y la conspiración. O Internet como viral

lunes, abril 27, 2009 21:45
Publicado en la categoría purnas

Por cuestiones profesionales y también personales estos días estoy siguiendo atentamente todo lo que pasa alrededor del virus de la gripe porcina que ha creado una alarma mundial. Confieso que entiendo que las autoridades estén preocupadas para que no se propague un virus nuevo, pero no entiendo el alarmismo exagerado de algunos medios y algunos políticos. Por ejemplo, cuesta mucho encontrar un medio o un gobernante que separe claramente la alarma por la propagación del virus con los síntomas de la enfermedad misma.

El nuevo virus causa gripe. Una gripe muy fuerte, pero gripe. Si se complica produce la muerte pero no la gripe, sino enfermedades asociadas. La gripe, de hecho, causa miles de muertes cada año, asociada a otras enfermedades. Separar por tanto la rápida propagación de la enfermedad de los problemas que ocasiona debería ser fundamental para no generar alarma social. Algo bastante diferente de lo ha pasado en esta ocasión (como en las vacas locas, la gripe aviar o la lengua azul).

El caso es que mientras la alarma crece y condiciona los usos de los mexicanos y del resto del mundo, se comienzan a gestar teorías sobre el origen de esta gripe. Así somos los humanos, claro. Ni la OMS ni ningún estado ha dado con la clave (o nos lo ha querido comunicar). Los científicos, incluida la OMS, sólo dicen que estas mutaciones ocurren de tiempo en tiempo y que tratan de identificar las causas. Mientras, Internet se convierte en un hervidero y se barajan opciones, en principio, indemostrables:

  1. Las quejas del sector turístico estadounidense contra la competencia de precios del sector turístico mexicano obliga a una campaña de desprestigio.
  2. Los piensos transgénicos que se les dan a los cerdos modifican el ADN de los virus.
  3. Pesticidas, abonos químicos y fumigaciones masivas contaminan agua y comida y ayudan a la mutación.

Las teorías, conspiratorias o no, crecen como la propia epidemia, y con ellas, la psicosis de los gobiernos especialmente los europeos (digamos occidentales), que tratan de salvaguardar los diferentes países impidiendo la libre circulación de personas. Algo que en México, por ejemplo, ha provocado la paralización de la capital, con impactantes imágenes de estadios de fútbol vacíos, museos cerrados y, lo que es más sorprendente en tiempos de plaga, las iglesias cerradas. ¿Qué pensará Dios?

Cuando hablamos de publicidad viral, por ejemplo, estamos hablando de esto que está pasando. Mejor dicho, hablamos de un tipo de publicidad que funciona así.

1. Hay un mensaje 2. El mensaje es amplificado, en principio, por los medios 3. La gran comunidad humana lo transmite, y, lo que es más importante, lo muta para adecuarlo a sus propias creencias, valores o sistemas de seguridad.

Así está funcionando la gripe porcina (o influenza como dicen en México por influencia, valga el juego, del inglés, que a su vez, importó la palabra del italiano). Funciona así a nivel de enfermedad, y por eso las precauciones llamativas como no saludarse, no besarse o convertir México y los aeropuertos en grandes quirófanos con tapabocas y mascarillas. Y también funciona así a nivel de mensaje, con flujos de información constante, pero no completa, entre los ciudadanos, los gobiernos, las autoridades sanitarias, empresas de transporte… que modifican constantemente el mensaje y alarman a toda la población para evitar, precisamente, que esta se mueva propagando la enfermedad. El acabose.

Y ahí está internet. Fiel reflejo de las tres direcciones expuestas. La conspiratoria, la alarmista y la tranquilizadora. Y ambas tres convergen y surgen y crecen y se reproducen víricamente los flujos de información y las herramientas para seguirlos.

Por ejemplo, un canal web creado desde Televisa que recoge toda la información que escupe (ui, escupir, no) twitter en castellano. Se llama Toquedequeda.net, que ya es mucho llamarse.

Para seguir desde el propio Twitter las noticias se han creado diversos Slashes como #influenza, #swineflu o #gripeporcina y se ha creado un canal que captura todas las noticias y las va publicando, se llama Influenzame.

Tenemos, también, el maravilloso mapa creado usando la API de Google Maps que señala los lugares donde han aparecido casos. No se si alguien lo habrá hecho, pero sería genial poder crear un Stop Motion con el avance de los puntos por el mapa.

Por no contar los especiales de todos los medios de comunicación online o las páginas oficiales de los diferentes ministerios como el español o el mexicano. Y hasta la wikipedia en español ya registra como entrada “Brote de gripe porcina de 2009“, que se va actualizando al momento.

Pero la humanidad no sería humana si no se tomara hasta la propia viralidad del mundo y sus enfermedades con un poco de humor, digo yo. Así que con la boca tapada y al grito de “no alarmemos” pero publiquemos todo lo que se nos ocurra, podemos cantar la “Cumbia de la influenza“.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

3 Respuestas to “La gripe porcina y la conspiración. O Internet como viral”

  1. Bitacoras.com says:

    abril 27th, 2009 at 21:46

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Por cuestiones profesionales y también personales estos días estoy siguiendo atentamente todo lo que pasa alrededor del virus de la gripe porcina que ha creado una alarma mundial. Confieso que entiendo que las autoridades est…

  2. joana says:

    mayo 14th, 2009 at 22:18

    no metas a todas las consipraciones en el mismo saco. corres el riesgo de posicionarte. teoria de la conspiración se usa cuando algo carece de fundamento. no puedes hacer una lista enumerando varias cosas y diciendo que todo son teorias conspiratorias, y dar por sentado que la gripe y la información que leemos no lo es. si no lo analizas todo igual te posicionas. y si no dejas clara tu posición banalizas. si banalizas careces de fundamento. en todo caso todo el sistema informativo y todo el sistema de dar opiniones no fundamentadas en si es una gran teoria de la conspiración. y a mi no me escandaliza, ya cuento con ello, somos la generación de la no ingenuidad. pero podemos ser también la de los no frívolos. frivolicemos, es el primer paso para perder la posición de uno enfrente de la realidad. sabes cuanta gente muere de gripe cada año? hasta ahora no lo han llamado pandemia, lo llaman gripe de cojones o trancazo. y en mexico las cosas ya están como estaban, y en unos días ya nadie se acordará. realidad o irrealidad?

  3. joana says:

    mayo 14th, 2009 at 22:19

    quería decir NO frivolicemos

Dixa un comentario