El fracaso de la prensa

miércoles, marzo 4, 2009 18:24
Publicado en la categoría purnas

En Mangas Verdes una completa reflexión sobre las causas del fracaso de la prensa. O, mejor dicho, del fracaso de esa prensa apoyada en valores empresariales dudosos como la escasa cualificación, los bajos salarios y la precariedad laboral.

El modelo estaba claro:

  1. Tecnología, la indispensable
  2. Periodistas, los indispensables
  3. Sueldos periodísticos, lo más ajustados posibles
  4. Formación y actualización, cero
  5. Calidad, depende
  6. Acción comercial, máxima
  7. Sueldos de los responsables comerciales, por las nubes
  8. Relevancia de los directos periodísticos y comerciales, a la par, cuando no superior en el segundo caso
  9. Intromisión comercial en contenidos periodísticos, lo que haga falta
  10. Los periódicos no se venden por el contenido, sino por las promociones
  11. El objetivo no es el lector, son las audiencias (nótese la paradoja)
  12. El periódico es una plataforma donde se incluyen noticias en el lugar que deja libre la publicidad
  13. De esos espacios que quedan libres, una parte importante se debe dedicar a dar cobertura a anunciantes, accionistas y alianzas económicas o políticas estratégicas para el medio
  14. De eso se encargará el núcleo duro (periodistas más o menos contrastados, pero siempre afectos)
  15. El resto lo puede hacer cualquiera

Todo lo demás del post en Mangas Verdes, quien dice, además: “Este texto ha surgido en solidaridad con los despedidos por el ERE de ‘ABC‘ y del resto de medios españoles e internacionales que atraviesan por la misma situación, entre los que me encuentro.

Pues eso, solidaridad y responsabilidad.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “El fracaso de la prensa”

  1. Bitacoras.com says:

    marzo 4th, 2009 at 18:25

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En Mangas Verdes una completa reflexión sobre las causas del fracaso de la prensa. O, mejor dicho, del fracaso de esa prensa apoyada en valores empresariales dudosos como la escasa cualificación, los bajos salarios y la preca…

Dixa un comentario