Otro 23-F: El tanguillo del golpe

lunes, febrero 23, 2009 9:18
Publicado en la categoría purnas

Este año con eso de las telemovies, el 23-F ha vuelto a estar en boca de todos. Reportajes, programas especiales, artículos en los periódicos. A mi el 23-F me recuerda a una tía abuela de Logroño que lloraba en el salón de mi casa porque un 18 de julio también le había pillado fuera de casa. A mi el 23-F me recuerda a una vieja cinta de cassete donde estaba una canción cantada de Juan Palacios, “El tanguillo del golpe”, y que todavía tarareo de vez en cuando. Hoy el 23-F, además de recuerdos, trae dudas. Las dudas del papel del Rey, las dudas del papel del Ejército en aquel tiempo y ahora, las dudas de esta democracia heredera directa del franquismo, y, que, en ocasiones, a pesar de la mitificada transición, conserva sus mismos tics.

Algunas de esas dudas se resuelven leyendo. Por ejemplo, “Un rey golpe a golpe”, que se puede descargar gratuitamente, en versión en castellano “Un rey golpe a golpe” (PDF) o en catalán “Un rei cop per cop” (PDF). Y que documenta los negocios del monarca, sus amigos convenientes e inconvenientes y las dudas sobre cómo y por qué reaccionó así el 23-F el hereredero de Franco. Dice la contraportada:

Es el primer intento de aproximacion critica a la figura de Juan Carlos de Borbon y Borbon, actual rey de Espana y el mayor  tabu informativo del reino. Con inmunidad penal ante cualquier acto delictivo que pudiera cometer, y protegido por los medios de comunicacion convencional como si fuera una especie en peligro de extincion, son muy pocas las cosas que se han publicado sobre su persona y sobre sus actuaciones politicas con un minimo de objetividad. En esta biografia no autorizada, se le presenta como un personaje atraido por el poder desde muy joven, que ha basado su trayectoria vital en salvar los escollos que se fueron  presentando ante él,  con el unico objetivo de ser rey.

Los grandes hitos en su carrera de monarca,  golpe a golpe,  han sido: la muerte de su hermano, la traicion a su padre, el golpe de Estado del 23F, la construccion de una importante fortuna personal, varias batallas campales para evitar que sus escandalos sexuales vieran la luz,  otras tantas para impedir que los problemas de sus “intimos” se trataran con independencia en los tribunales…

Todo ello configura un curriculum lo suficientemente azaroso que nada tiene que ver con ese personaje mitificado al que, como gran merito, se le atribuye haber liderado el “pacifico proceso de transicion democratica”.

Así que después de leer sobre las oscuridades de nuestro sistema, nada mejor que sonreír con la capacidad de algunos para sacarle chispa a cualquier hecho. Así lo hizo Juan Palacios con la asonada militar del 23-F. Juan, que hace unos años, me escribió para contarme las dificultades por las que pasó la canción que llegó a ser secuestrada, y explicar que ahora escribe y pinta desde Trigueros, en Huelva.

Este es el tanguillo del golpe:

Y ésta la letra del tanguillo compuesta por Juan Palacios:

Aquellos guardias civiles que interrumpieron la votación
jodieron la investidura del jefe de la nación
secuestraron al gobierno la prensa y la oposición

Allí estaba Tejero vaya un pitote
con un tricornio negro
su traje verde y con sus bigotes

Se subió a la escalera
y les habló
“esténse todos quietos
ay, por favor”

Estaba la gente cagaíta de miedo
bajo sus escaños tiraos por el suelo
De repente el Guti se fue pal Tejero
ay coño que susto nos matan al viejo

Tejero como ya dije
sin moverse de su sitio
se puso a pegarle tiros al techo del hemiciclo

Suárez se queda quieto, Carrillo no mueve un dedo
y el pobre de Sagaseta rodilla en tierra rezando el credo
y hasta se empinan los rizos de la cabeza del Escuredo

¡Qué nochecita pasamos los españoles, vaya una gracia!
si el Borbón no lo remedia
nos quitan la democracia
las huelgas los sindicatos y hasta la Constitución

Los tanques por Valencia van como locos
menos mal que Juan Carlos me los convence poquito a poco
Y al ver como se pone la situación
se reúne la Junta de Estao Mayor

Y al cabo de un rato sacan una nota
diciendo “Tejero, no seas cabezota”
Ríndete al momento, no seas desgraciao
que los golpeteros te han abandonado

Tejero sin inmutarse sin bajarse del poyete
le hace un corte de mangas al Aramburu Topete
“De aquí no se mueve nadie, soy el Caballo de Troya
y estoy dispuesto a cargarme
medio congreso si no me apoyan
que estoy hasta los bigotes de que me tomen
por gilipollas

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

6 Respuestas to “Otro 23-F: El tanguillo del golpe”

  1. Bitacoras.com says:

    febrero 23rd, 2009 at 9:19

    Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  2. torresburriel says:

    febrero 24th, 2009 at 8:39

    Muy grande!

  3. amigoplantas says:

    febrero 24th, 2009 at 14:09

    A mi me pilló a punto de salir con “la marranilla” (Dos Caballos del PMM) a dar una charla nocturna, creo que era en Loarre. La suspendí, claro

  4. Marc says:

    febrero 25th, 2009 at 9:03

    Pues a mi el 23F me hace pensar en esa canción de La Trinca “tranquil Jordi Tranquil”. Aquí la letra, que no tiene desperdicio:

    Quan escoltàvem per la ràdio
    el vot de la investidura
    amb tricorni i metralleta
    treu el cap la dictadura
    i ens quedem esparverats. . . .garratibats
    Quin cobriment que va agafar-nos
    quin espant i quin cangelo
    quan la veu enrrogallada
    va cridar “todos al suelo”
    començant a disparar. . . . . . . ratatata

    Llavors ens diuen que a València
    per acabar de fer la guitza
    va la cosa adelantada
    i un catxondo els hi organitza
    unes falles pel febrer . . . . . Ai quin merder!
    Ja ens veiem tots altra vegada
    ballant la dansa del sabre
    que si algú no se’n recorda
    és la dansa més macabra
    de les que es fan i es desfan. . . . Oi tant!

    Llavors, quina nit, quina nit!
    estàvem amagats sota el llit
    però amb serenitat
    i amb el cul apretat
    no en posessim pas nerviosos!
    Tranquil, Jordi, tranquil
    que és la Guardia Civil
    tu tranquil.
    Ai, mama, por!

    I se’ns donava la consigna
    demà tots cap a la feina
    “porque aquí no pasa nada”
    segadors no esmoleu l’eina
    que podríem prendre mal . . . . . en general

    I sobretot serenitat!
    però si guanya el del mostatxo
    valdrà més estar borratxo
    i deixar-se de punyetes
    corre, agafa les maletes
    i no paris fins a perpinyà . . . . . Ja s’ho farà!
    I l’endemà quan va arreclar-se,
    quina cosa més extranya
    fins i tot els més escèptics
    tots cridàven “Viva España
    i viva la Constitució”, . . . . mira per on!

    I visca el rei . . . . . vès quin remei!
    I és que no saps mai
    de qui carai has de refiar-te
    si serà per bé o per mal
    però ben segur que mai més res no serà igual.

  5. 39escalones says:

    marzo 17th, 2009 at 14:21

    El libro es un ejercicio saludable, pero poco más. Lástima que el lenguaje panfletario que emplea a menudo, las inconsistencias argumentales, la eliminación de información esencial, las interpretaciones forzadas y un tanto exóticas de algunos hechos, el abrazo de las tesis conspiranoicas como forma de camuflar ciertas lagunas en su tendenciosa explicación de los hechos que no se sostendrían de otro modo, no acompañen aquellos aspectos que resultan más que apreciables. Por otro lado, emite juicios gratuitos e interpretaciones de acontecimientos que difícilmente pueden considerarse rigurosos, más fruto de un deliberado tono “subversivo” que de un análisis serio, riguroso y respetuoso con los hechos. Y es que cuando alguien afirma que existen conspiraciones en las que todo el mundo está involucrado menos él y “los suyos”, tomárselo a chacota es inevitable, por lo cual él mismo le resta credibilidad y fuerza a su propio trabajo y a los meritorios elementos que pueda contener.

  6. Chorche says:

    marzo 17th, 2009 at 17:45

    De todas formas, y compartiendo parte de lo que apuntas, Alfredo, es cierto que el libro documenta relaciones y hechos que no se han visto en medios tradicionales y que han pasado desapercibidos, o nos han hecho pasar desapercibidos.

Dixa un comentario