Las medias verdades del PAR y las lenguas en el Heraldo

jueves, febrero 5, 2009 10:41
Publicado en la categoría de l'aragonés, purnas

Firmaba ayer Carlos Sauras un artículo en Heraldo de Aragón que llevaba por título “Lenguas por ley”. Para quien no lo conozca, Carlos Sauras es el director de Cáritas Zaragoza. Evidentemente no habla en este artículo como director de Cáritas así que repasando su biografía podemos intuir en calidad de qué habla. “Doctor en Filosofía y Letras, y licenciado en Ciencias de la Información, ha sido director de Radio Nacional de España en Aragón, redactor en TVE y jefe del Gabinete de Prensa del Gobierno aragonés con el presidente Gómez de las Roces (PAR).

En todo caso, la carta trasluce una cualidad evidente. Se aleja del absurdo debate planteado por NHC y FACAO sobre la adscripción lingüística de la Franja, y traslada a los grupúsculos acientíficos la responsabilidad de la oposición. Además plantea otro tipo de reticencias, aunque salpicadas de medias verdades. De hecho, sobre esas medias verdades se construye toda la carta que trato, una vez más, y como viene siendo tradición en Purnas, de deconstruir esta carta plagada de medias mentiras, de un tono amable, pero que vuelve a negar el derecho a miles de aragoneses, desde un partido que se apellida aragonés.

Aragón fue, hace algunas semanas, tema en el Consejo de Europa porque este órgano consultivo ha recomendado al Estado español que promueva que nuestra comunidad regule, a través de una ley, el uso de la fabla y del catalán en su territorio. Pide que las instituciones “fortalezcan” ambas lenguas con un marco normativo.

Mal empezamos llamando “fabla” al aragonés. Ya da una idea de por donde van los tiros, sobre todo, porque el informe del Consejo de Europa llama a las cosas por su nombre: al catalán, catalán y al aragonés, aragonés.

A algunos les consolará el hecho de que nos tengan presentes en tan altas estancias, aunque sea para conminar; pero que Aragón aparezca como un elemento represor de lenguas a estas alturas de su historia no deja de ser un anacronismo.

Precisamente, señor Sauras, que nos reconvengan desde Bruselas, debería hacerle pensar que no es un anacronismo. Quiero decir, a cualquier gobierno del mundo, en cualquier país del mundo, una llamada de atención de un organismo multinacional, le sugiere una respuesta. O bien de desprecio, tipo Cuba-Derechos Humanos, Estados Unidos-pena de muerte, o bien de reacción positiva, tipo Estados Unidos-Guántanamo, Polonia-Derechos civiles. Es decir, si el Consejo de Europa habla de la discriminación de una parte de la población aragonesa, al menos habrá que ver porqué lo dice y qué se puede hacer para evitarlo (o seguir potenciándolo). Los derechos humanos y los civiles no son un anacronismo. Señor Sauras, usted trabaja en Cáritas Zaragoza, y debería saber qué son los derechos humanos, que, entre cosas dicen que todos debemos ser iguales en derechos y no ser discriminados por el idioma.

La cuestión es que, en un ambiente social que está muy lejos del consenso en la Comunidad Autónoma y en los propios hablantes del Aragón Oriental, el Gobierno aragonés insiste en que no quiere dejar pasar el mes de marzo sin presentar en las Cortes su proyecto de Ley de Lenguas.

El Gobierno aragonés, es decir, su partido mayoritario, ha prometido desde hace 9 años la aprobación de una Ley de Lenguas. Lejos del consenso está la ampliación de Aramón. Lejos del consenso está Gran Scala, y lejos del consenso está Educación para la Ciudadanía. Por poner algunos ejemplos de leyes o propuestas que no han requerido consenso por parte de su partido. En todo caso es un mandato del Estatuto firmado por su partido desde el año 1982, y entre los propios hablantes de la Franja y del norte de Aragón (a los que ni menciona) los hay a favor del reconocimiento de derechos.

La incongruencia es que, en un tema clave para la Comunidad, el proyecto lingüístico se presentará en solitario por parte del PSOE y no del conjunto del Gobierno, aunque se intenten negociar unos mínimos con el PAR.

Esta frase  reconozco que no la entiendo. Por un lado considera un anacronismo que se hable de Aragón como represor de lenguas, por otra, reconviene al PSOE por querer sacar adelante una ley, y aquí habla usted de que es “un tema clave para la Comunidad”. Algo falla en alguna de las tres premisas.

No lo tienen fácil los aragonesistas, porque muchos de sus militantes de las comarcas afectadas están en contra de que la denominación de catalán englobe a las modalidades lingüísticas de esa zona aragonesa.

Teniendo en cuenta que muchos de los cabecillas visibles de NHC y FACAO son de Zaragoza (como Pablo Pintado y Lorenzo Pastor), y que otros, aunque residentes en la zona no son hablantes de catalán (ni siquiera de lo que ellos denominan baish aragonés, chapurriat, o como leches quieran llamarle), me inclino más bien a pensar que es el PAR de Zaragoza el que mueve sus hilos en la zona para evitar la preservación de un patrimonio tan aragonés como La Aljafería, San Pedro el Viejo o el mudéjar de Teruel. En todo caso, estos cabecillas, y sus múltiples plataformas unipersonales, no se oponen a la denominación de catalán, sino que niegan la unidad de lengua que hablan sus conciudadanos con acientíficas explicaciones y, de rebote, quieren impedir cualquier tipo de reconocimiento legal y de derechos (humanos, insisto) a los hablantes del aragonés y del catalán en Aragón.

Así lo pusieron de manifiesto en una conferencia recientemente celebrada en Monzón, dejando claro que no existía ninguna animadversión, sino, sencillamente, la libertad de proponer lo que consideran mejor para su identidad cultural.

Supongo que la misma libertad que les lleva a borrar sistemáticamente cualquier comentario contrario en sus blogs y webs. En todo caso, esa conferencia “sin animadversión”, ya la deconstruímos unos cuantos, empezando porque multiplicaron por tres sus asistentes, con lo que demostraron que además de no ser filólogos tampoco son matemáticos (ni siquiera al nivel de primaria).

Además, no deja de ser singular querer sacar adelante una ley polémica sin intentar consensuarla con el principal partido de la oposición, el PP, que, lógicamente, aspira a volver a gobernar.

¿Me puede decir cuántas leyes polémicas ha sacado adelante el gobierno PSOE-PAR con la oposición del primer partido de la oposición, valga la redundancia?. Me parece a mí que todas, concretamente. ¿Por qué esta no y las demás sí? Es más..¿por qué quien provoca la polémica exige consenso siendo que la declaración de los derechos humanos, la carta de las lenguas minoritarias y el propio estatuto de autonomía exige la creación de esta ley para respetar los derechos de los hablantes de las lenguas que la ciencia filológica demuestra que hablan?

Que el asunto no está nada maduro lo pone de manifiesto la denuncia, repetida hace bien poco, de que los manuales que se utilizan actualmente en la enseñanza del catalán en los colegios públicos de esas tierras aragonesas están llenos de conceptos del nacionalismo catalán.

Denuncia grave, por supuesto,  y que Educación se comprometió a subsanar. En todo caso, con una Ley de Lenguas que asegure la educación sería Aragón quien tendría la competencia absoluta para publicar los libros que le venga en gana, y no tener que tirar del único material disponible. Es fácil.

Un nacionalismo que no duda en considerarlas tierras irredentas y que presenta la historia de la Corona bajo su peculiar prisma.

Bla, bla, bla. Irrelevante. Insisto, si Aragón tuviera una ley de lenguas publicaría sus propios libros para dar otra visión peculiar de la Corona de Aragón, entendiendo peculiar como propia.

Por eso, lo urgente es que el Ejecutivo cumpla con la promesa de que para el próximo curso estarán editados los materiales adecuados para los alumnos de los centros aragoneses..

Repito. Los alumnos de los centros aragoneses tendrían sus libros si una Ley aragonesa regulara sus derechos como hablantes y como alumnos de sus idiomas, porque, a pesar de lo que parece por su carta, hay alumnos aragoneses que hablan aragonés y alumnos aragoneses que hablan catalán.

Ya somos bastantes más de 1500 los que hemos firmado por la Ley de Lenguas, y, entre ellos, muchos habitantes de la Franja oriental de Aragón e instituciones de la zona como el CERib, o la Associació Cultural del Matarranya. La carta recuerda que la Declaración de los Derechos Humanos, la Carta Europea de las Lenguas minoritarias, la Constitución Española y hasta el Estatuto de Autonomía de Aragón rebajado una y otra vez por, entre otros, su partido, exige el cumplimiento de los derechos de los hablantes del aragonés y del catalán de Aragón. ¿Está usted en contra de todo eso?

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

3 Respuestas to “Las medias verdades del PAR y las lenguas en el Heraldo”

  1. shazz says:

    febrero 5th, 2009 at 23:04

    Impecable!

  2. Xarxes says:

    febrero 12th, 2009 at 16:19

    Plas, plas, plas!

  3. Mequinensa ye Catalunya (ta l’Heraldo) | Purnas en o zierzo says:

    enero 5th, 2011 at 10:42

    […] Esvielle: Por cierto, que huei en a edicion de paper sale un articlo de Carlos Sauras, precisament, charrando d’a “manipulacion” y ixas cosas malismas. Sauras ye especialista en istos articlos con verdatz a meyas. […]

Dixa un comentario