65 horas, ni de coña. Directivas esclavistas, tampoco

jueves, junio 19, 2008 18:01
Publicado en la categoría purnas

Metamos en una coctelera los siguientes ingredientes:

  1. 65 horas semanales de trabajo
  2. Directiva esclavista de inmigración
  3. No consulta a los ciudadanos sobre el nuevo tratado y descalificación de los que sí lo hacen (Irlanda)

Agitar bien.

Dejar reposar con la pasividad ciudadana.

Considerarse elegidos por la gracia de Dios.

El resultado es un cóctel tan angustioso como desastroso y se llama “actual política europea”. Ya dice bien (lo cual le honra) el ministro Corbacho, que asegura que nos “acercan al siglo XIX“.

Como ciudadano europeo desde luego No a esta Unión Europea, no a la directiva de inmigración, no a las 65 horas. Irlanda ganó su independencia en 1919 y ahora ha podido votar que no. Esta Europa de “despotismo ilustrado” que nos pretenden imponer, que nos recorta libertades ganadas con sangre, y que se aproxima a la mundialización capitalista sin derechos ni libertades no representa ningún valor de unidad, amistad y desarrollo que nos pretenden hacer creer. Esta no es la Europa en la que nos sintamos cómodos. O al menos, en la que yo me sienta cómodo.

¿De verdad la Expo de Zaragoza hubiera podido hacerse con las nuevas directivas europeas?. ¿De verdad Europa pretende imponer estas normas que nos retrotraen al peor imperialismo, colonialismo y capitalismo del XIX?¿De verdad quieren hacer, por ley, retroceder a Europa doscientos años en derechos civiles y humanos?¿De verdad?. No les dejes. Organízate, participa y lucha por los derechos humanos y laborales. Doscientos años de lucha obrera no se pueden ir a la mierda por esta gente.

No a las 65 horas. No a la directiva esclavista de inmigración. No al capitalismo salvaje globalizado. No, y no.

Etiquetas: europauepolíticalibertadderechos

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario