Marcelino Iglesias no puede aprender catalán

jueves, abril 17, 2008 16:37
Publicado en la categoría purnas

20080417152741-catalanjurado.png

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y otros alrededor de 60.000 aragoneses, no pueden examinarse de catalán en la Escuela Oficial de Idiomas de Zaragoza. Se enfrentan a la disyuntiva de mentir en una declaración jurada o bien no examinarse para obtener los certificados necesarios que acreditan el conocimiento del idioma.

Desde hace unos años la Escuela Oficial de Idiomas de Zaragoza imparte cursos de catalán y además, examina por libre a quien desee hacerlo para acreditar el nivel correspondiente al nivel C de la Generalitat de Catalunya. Sin embargo, al menos en esta convocatoria, exigen a los aragoneses que deseen matricularse por libre una declaración en la que juren que el catalán no es su lengua materna. La paradoja es que la mayoría de las personas que se presentan por libre son aragoneses con el catalán como lengua materna que quieren certificar su conocimiento de una lengua que no tiene reconocimiento oficial en el país donde han nacido. 

Alrededor de 60.000 personas quedan pues excluidas de una convocatoria que se considera “libre”, por una situación lingüística alegal, es decir, no regulada. El mismo gobierno (el de Aragón) que todavía no ha hecho una ley donde se reconozca que hay aragoneses que hablan catalán (ni aragonés), les pide a esos ciudadanos que juren que hablan catalán por parte de madre. (Otra incongruencia, por cierto, en una Escuela de idiomas donde se supone que dan clase filólogos). Yo supongo que Marcelino Iglesias no quiere irse a vivir a Cataluña y por lo tanto, no necesita acreditar nada. Debe ser por eso que existe esta norma en la Escuela Oficial de Idiomas.

Afortunadamente nuestros amigos de la FACAO nos dan la solución. Consiste en lo siguiente: Saltándose todos los criterios de los estudios científicos, uno puede llegar, firmar el papel y decir “Jo no parlo català, lo meu idiome é l’oriénaragoneixh oriental de l’est”. Y todos tan contentos.

ps. Mención aparte merece, por cierto, lo que puede ser una de las páginas más feas, menos usables y menos funcionales de una institución pública en todo el mundo, incluidos Zimbabwe, Papúa-Nueva Guinea y Crimea oriental. Que alguien haga algo, por dios, y les de a los de la Escuela de Idiomas un curso de diseño web, o al menos, que les enseñe herramientas para hacer una página, al menos, normalilla.

Etiquetas: aragónidiomascataláninstituciones

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario