A Urbaneja le preocupa la calidad periodística

sábado, marzo 29, 2008 23:16
Publicado en la categoría purnas

Son los ecos del Congreso de Periodismo Digital y de la reunión de la FAPE en Zaragoza. Hoy en el Periódico de Aragón entrevistan al todavía presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa y además del titular (“Me preocupa la calidad periodística”), Fernando González Urbaneja soltaba unas cuantas frases memorables . Y no precisamente en el sentido positivo del término, desde luego. Antes de entrar a la entrevista, por cierto, me gustaría comentar una cosa del título que le colocan. Dicen que Fernando González Urbaneja es el “presidente de los periodistas españoles”. Lo cual es mucho decir. Hay muchos periodistas ejerciendo en España que no están asociados a ninguna asociación. Algunos están colegiados, otros ni siquiera. Y son tan periodistas (y de carnet tan españoles) como los que sí lo están. Por eso, cuando el otro día decían que “todos los periodistas españoles entrarán a la Expo gratis” mentían. Porque sólo entrarán gratis los que lo hagan trabajando y los que estén asociados a la FAPE. Y por entrar a la entrevista…

¿Como presidente de las asociaciones de la prensa, qué es lo que más le preocupa hoy en día respecto a la profesión periodística?

— La deficiencia en la calidad de la información, de la que mucha culpa la tenemos los propios profesionales del periodismo. Un ejemplo preocupante ha sido la última campaña electoral, en donde no se ha dejado preguntar a los políticos y no se han producido respuestas, sino que únicamente se han publicado tres entrevistas en medios nacionales. Pero hay que tener en cuenta que la técnica de la televisión nada tiene que ver con el periodismo. Y de esta manera, solo se ha obtenido la información que han querido ofrecer los partidos políticos.

Ahí es nada. En tres frases de la primera pregunta toda una declaración de intenciones. En efecto, la calidad periodística dista mucho de ser la deseada. Los criterios distan mucho de ser los deseados. El lenguaje dista mucho de ser el deseado. Y es verdad que buena parte de culpa de eso la tenemos los periodistas. Pero también la precariedad, las presiones políticas y empresariales y la falta de formación específica y general. Los planes de estudios están diseñados para ser máquinas de copiar, pero no creadores. Dictáfonos, comunicadores, pero no divulgadores. Técnicos, reproductores, pero no investigadores. No preguntadores. Todo eso es verdad. Pero no sólo tienen la culpa los periodistas, desde luego.

Es curioso, además, que Urbaneja se queje ahora de la campaña electoral. Si bien es cierto que la Asociación de la Prensa de Madrid, que él preside, ha hecho campaña contra los bloques, no es menos cierto que la FAPE que integra a las demás asociaciones (entre ellas a la de Aragón), no ha dicho ni mú al respecto. Además, todos los medios y todos los profesionales de la información, han (hemos) seguido el juego político en esta y en todas las campañas.

La tercera frase remarcada no necesita mucha explicación. Televisión no es periodismo. Claro, por eso dice luego que “Hay que volver al periodismo que se hacía en la década de los años 80”. Mejor al de 1900, donde no había televisión. Señor González Urbaneja, la técnica no tiene nada que ver con el hecho periodístico. Creo que debería saberlo. Todo el periodismo ciudadano, el digital, televisión, radio, prensa…todo es periodismo si, y siempre si, se respetan los códigos deontólogicos, las reglás básicas, la credibilidad, la fiabilidad, la manera de contarlo. Que sea en radio, en televisión, en un papel o por teléfono es irrelevante.

Sorprende que luego el presidente de la FAPE diga que es “muy partidario” de Internet como medio de comunicación. Algo es algo, pero claro, después de decir lo otro, no se de qué frase fiarme. Por último habla de precariedad, por fin. Y dice:

La precariedad está afeitando la ilusión a mucha gente porque es uno de los fenómenos que está amortiguando la entrega del profesional.

Ojalá fuera la ilusión lo único que nos afeitan. Ojalá. Pero está en juego el pan de las familias, la dignidad laboral y salarial, el respeto y el autorespeto por un trabajo digno, que requiere titulación y formación, y que, además, es vocacional. Los periodistas estamos entre los licenciados peor pagados y peor considerados por las empresas. Sufrimos mobbing, presiones, contratos basura, precariedad, becariedad. Y eso no sólo nos quita la ilusión. Lo siento, pero no. Estamos cabreados . O algunos lo estamos. Falta el siguiente paso. Basta de lobbys absurdos inmóviles y adelante con la capacidad de autogestión, con la solidaridad, con la fuerza del colectivo para dignificar nuestro trabajo y nuestro esfuerzo diario.

La entrevista sí que desilusiona, y mucho.

Etiquetas: periodismomediosperiodistasasociaciónFapeurbaneja

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario