Las dos direcciones del liberalismo del PP

jueves, febrero 14, 2008 21:27
Publicado en la categoría purnas

Como a la derecha no le gusta llamarse derecha unas veces va para el centro y otras veces se denomina liberal. El Partido Popular se considera liberal. Así lo expresa en su programa económico (PDF ), y apela al liberalismo y en la igualdad para hablar de enseñanza, financiación autonómica o usos lingüísticos. No es el único, pero me centro en el Partido Popular por las últimas propuestas de los populares.

1. Mariano Rajoy propone un contrato para los inmigrantes. Sin él no podrán residir en España. Desde un punto de vista liberal la libre circulación de personas y mercancías es básica. Por supuesto, en este liberalismo de pacotilla, no. El liberalismo de pacotilla dice que sólo son libres de moverse los que tienen dinero para moverse, o los que hacen mover el dinero. No los demás. Claro que igual Mariano Rajoy quiere que todos los países del mundo exijan ese mismo contrato a todos los españoles que acuden a otros países. Igual es eso.

2. También expresan la necesidad de que todos los niños puedan recibir la educación que quieran. Incluída la católica, por lo que no renuncian a concertar los centros de enseñanza. Por supuesto, se cierran en banda a que el modelo concertado se extienda a otras confesiones, agrupaciones, asociaciones. Su liberalismo se acaba en la religión cristiana católica. Falso liberalismo, por tanto. Por eso no se abstienen de exigir cosas alineados con los obispos o viceversas. Entre las que exigen acabar con la Educación para la Ciudadanía, porque dicen que desde un punto de vista liberal, enseñar ciudadanía es adoctrinar. Por ejemplo, y por lo que se ve, enseñar religión no lo es.

3. En Cataluña especialmente demanda el Partido Popular que los padres puedan elegir la lengua vehicular de sus hijos. Lo hacen pensando en la “libertad del individuo”. Concretamente del individuo castellano parlante que no quiere que sus hijos vivan en catalán en Cataluña. Lástima que esa “libertad del individuo” se les acabe al pasar Fraga por la izquierda y Ulldecona por el sur, por ejemplo. En Aragón es el PP uno de los partidos que impide una y otra vez que los aragoneses que tienen por lengua materna el catalán (algunos de ellos votantes del PP) puedan hacer su vida “oficial” en catalán. ¿Es liberal el alcalde de Fraga , por ejemplo?.

Hay más ejemplos, no lo dudo. ¿Liberalización de las drogas?¿del divorcio?¿de culto?¿de opción sexual?. Tantos matices impiden al PP ser liberal, que no se yo si es que es una cuestión de marketing. Como el canon que ellos instauraron o la ley penal que ahora critican y que ellos pusieron en vigor. Será. 

 

Etiquetas: PPliberalismoelecciones

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario