Ghana gana a Marruecos en Conde Aranda, Zaragoza

martes, enero 29, 2008 20:54
Publicado en la categoría purnas

20080129134159-imagen000.jpg

Desde un rincón en la calle San Miguel un mundo lleno de mierda por la parte de América nos recibía con una bombona de butano. Un mapa de Air France señalaba todas las rutas desde París. A todos los rincones llegaba una flechita que señalaba el camino de unas vacaciones, un trabajo, un futuro, un sueño, un funeral, un daikiri. Ahora el mapa está en el suelo, al lado de un contenedor y una bombona de butano que ya no llenará una estufa para dar calor. Esto es opcional. No se me ocurre otra cosa para la que pueda servir una bombona de butano en una presunta agencia de viajes.

Hoy ya no hacen falta estos mapas. Hoy los mapas están en Internet, las fotos también, y los mundos también. Cuando viajamos reproducimos las mismas fotos que hemos visto. ¿Para qué quiero una foto del Coliseo de Roma igual que las miles de fotos que han hecho los demás?. Mejor en Flickr. Por curiosidad hago una búsqueda y vemos cuántas son iguales. El caso es que para hacer esas fotos me hubiera quedado en casa. No es lo que más me atrae de viajar. ¿Conocer gente diferente?. Tampoco parece el caso. Hoy nuestras calles son un hervidero de gente diferente.

Ayer jugaban Marruecos y Ghana en la Copa África. Final de Conde Aranda, donde esta calle pierde su idealista y político nombre para cruzarse con María Agustín en (dentro) la Iglesia del Portillo. Los bares hablan en árabe. Ven el fútbol. Decenas de marroquíes fuman, beben y animan a su selección. Principio de Conde Aranda, donde esta calle pierde su idealista y político nombre para cruzarse en (dentro) la Audiencia con Octavio César Augusto (la bisexualidad es divertida). Los bares hablan en ¿ghanés?. Según wikipedia el inglés es la lengua oficial de Ghana aunque también se hablan Ga, Twi, Ewe, Dagbani, Fante, entre otras lenguas aborígenes“. El inglés no es aborigen que para eso es europea, blanca y civilizada. Como Dios manda. El caso es que hablaran lo que hablaran, decenas de ghaneses bebían fumaban y animaban a su selección.

Y en el medio de Conde Aranda la nada. Bueno, miento, unos “cos” miraban esclavas de plata para regalar en San Valentín a sus “cos” hembras. “Co, que te quiero, co”, que dice mi compi de piso. Pero en medio, la nada. En los bares vacíos del medio de Conde Aranda veían “Aragón en Abierto”. Y nadie bebía, fumaba ni animaba a nadie. Porque los de Ghana y los de Marruecos todavía no son de aquí, por muchas campañas que hagan. Mientras en la tele los reportajes sobre inmigrantes sean para ver lo bien que aprenden español y no para ver su bar, que nos cuenten lo que les han subido la luz (como a ti y como a mí) o les hagamos hablar del tiempo o de política, no hay nada que hacer. Osea, hasta que no los tratemos como personas que viven aquí y son dee aquí y no como inmigrantes que viven aquí y son de aquí, no hay nada que hacer. Mientras en el informativo no demos el resultado del Marruecos-Ghana que ayer concitó el interés de muchos neo-aragoneses, no hay nada que hacer. Igual hay más seguidores de Marruecos que del Madrid en Aragón. (Quiero esperar que sí, desde luego, pero esto es cosa personal).

Por cierto, y para los que esperaban el chiste, ganó Ghana. Pero en Conde Aranda había más marroquíes. Los ghaneses no fueron a la plaza España a bañarse en la fuente. ¿Y si ganan la Copa África?.

Por cierto 2, no he aclarado para qué viajo. Y no lo voy a hacer. Me encanta viajar, y punto. 

Etiquetas: inmigraciónmediostelevisiónaragónzaragoza

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario