Rajoy, la identidad y los himnos

viernes, enero 11, 2008 21:06
Publicado en la categoría purnas

Hago un apunte rápido porque lo tenía en la cabeza, pero tampoco me quiero extender mucho. Al parecer Microsoft Windows en Chez Purnas ha decidido declararse en rebeldía. La mitad de mi ordenador es Ubuntu y por eso estoy escribiendo, pero la otra mitad guarda cosas importantes a las que por el momento no puedo acceder. Así que ahora estoy dedicado al laborioso proceso de trastear cosetas para ver que puedo salvar. Por cierto, que gracias a Google Docs, hay cosas importantes que estaban también online y por lo menos, pase lo que pase, no sufrirán las consecuencias.

Como parece que ya hay himno de España, propuesto por el COE, y que alude a patrias, naciones y pueblos en diversos órdenes, a un agudo periodista se le ha ocurrido preguntarle a Mariano Rajoy, presidente del PP por el nuevo himno. La respuesta, puesta en el contexto de la rueda de prensa que ha ofrecido hoy Rajoy, y con la precampaña encima, no puede ser más clarificadora. (Paréntesis, tremenda la frase del nuevo himno esa de la patria que funde en abrazo a los pueblos, lástima que al mozo que lo ha compuesto no se le ha ocurrido poner quieran o no quieran).

En fin, que dentro de la rueda de prensa en la que Mariano Rajoy, en BIlbao, ha dicho por lo menos tres veces que el “PP no quiere hablar de naciones, identidades e historias pasadas”, Mariano Rajoy ha dicho que “por supuesto que quiero que España tenga un himno, y lo llevaré en mi programa electoral” porque “España necesita un himno que nos identifique como nación”. ¿Eran dos Marianos Rajoys?¿Tiene Mariano un clon?¿Será verdad que los raelianos consiguieron clonar a la gente, y empezaron por los del PP?.

Porque la de Zaplana en el Congreso no tiene precio. Joan Tardá dice que Fraga tiene las manos manchadas de sangre, a fin de cuentas Fraga, ahora adalid democrático, por lo que se ve, a pesar de que de vez en cuando aún apele a los tanques, digo que Fraga fue ministro de Franco. Ya saben, el dictador asesino y canalla. Joan Tardá en un arranque de honradez ha relacionado ambos hechos y el PP, pobreticos, se ha indignado. Así que Zaplana ni corto ni perezoso ha llamado fascista a Tardà. Viniendo de Zaplana casi suena a chiste, en vez de a insulto, pero bueno. El caso es que Tardà ha retirado sus palabras de su boca y del acta de la sesión en diálogo con Carmen Calvo, presidenta de la Comisión Permanente hoy.

Una vez hecho esto, y como los del PP estaban hablando entre ellos y no se han enterado, Eduardo Zaplana con la cara de indignado que pone cuando le mientan Terra Mítica, ha “exigido” a Carmen Calvo que retirará del acta de sesiones lo que ha dicho Tardá. Cuando ya estaba retirado. Eso ha servido para una hermosa bronca al alumno poco aplicado y distraído que estaba enredando con sus compis, y, de paso, para soliviantar aún más a Eduardo Zaplana que no ha retirado sus palabras. Así que ahora en las actas de la Comisión Permanente del Congreso de los Diputados españoles aparecerá que Joan Tardá es un fascista y Manuel Fraga, ministro de Franco y cómplice y partícipe de la dictadura franquista, no. Y eso con abrazos fraternales de himnos amateurs incluidos. Pena de cosa, oigan.

Y me vuelvo al trasteo.

Etiquetas: pppsoepolíticaespañazaplanahimnorajoyfraga

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario