Twitter, el 2.0 las viejas tecnologías y la televisión

jueves, diciembre 6, 2007 19:10
Publicado en la categoría periodismo, purnas

Había una vez un pueblo del Matarranya que se llamaba Pena-roja de Tastavins . Un paisano del pueblo, aficionado al falafel y a los rodeos de vacas, además de habitador habitual de la ciudad de Barchinona, vivía conectado a una blackberry. Es por eso por lo que por medio de su blackberry conectó con twitter y publicó la siguiente frase desde su cuenta de usuario tretdis :

Genial, han robat lo cablejat de la linia telefonica i no ia telefon. Aconseguire convertir la blackberry en un modem? Ho volia fer fa tmps

Al mismo tiempo, un paisano de Zaragoza, periodista de profesión y preocupado por las espirales y las cosas pequeñas, leía la nota de tretdis y a través de su cuenta de usuario de twitter purnas decía un rato después:

@tretdis t'estic trucant des de la tele! no t'espantis

En efecto, a pesar de la falta de teléfono fijo en Pena-roja Purnas (osea yo) y tretdis (osea éste) se podían comunicar gracias a la tecnología móvil. Unos malvados y pérfidos ladrones habían robado por tercera vez el cableado de cobre de Pena-Roja y habían dejado al pueblo sin teléfono, sin Internet y aislado del resto del mundo por cable. Pero no por ondas.

Por eso, una aplicación 2.0 como twitter, sumada a la tecnología de los teléfonos móviles ha generado un movimiento suficiente como para llegar a un medio convencional como la tele y hacer desplazar un equipo de Aragón Televisión al Matarranya. ¿Y si un medio digital ya publicara la noticia?

Los que no han caído en la cuenta todavía, por cierto, son los de Telefónica. Sorprendentemente, sin cable, en el Matarranya, Telefónica no existe. Pero Vodafone, Movistar y Orange sí. La web 2.0 también. Twitter, por supuesto. Y los matarranyencs conectados, más.

Si alguien quiere conectar conmigo en Twitter puede hacerlo a través de http://www.twitter.com/purnas.

 

Etiquetas: twitter2.0blogtecnologíamatarranyainformaciónmedia

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario