De Yesa, Gran Scala y de la cultura del sí

jueves, noviembre 29, 2007 18:02
Publicado en la categoría purnas

A veces las esperanzas se inundan, como Ruesta, como Tiermas, como Escó. A veces, la razón choca contra la incomprensión, como en una presa anegada de ambiciones de secano que crecen y crecen, y crecen, a pesar de la rentabilidad y de la muerte que provocan. Decreciente y creciente, respectivamente. La Audiencia Nacional de España (de España) ha decidido que recrecer Yesa no tiene riesgos. Los tribunales geólogos. Han decretado que no perjudica a nadie. La Audiencia Nacional Española de Secano. Si al final recrecen la muerte sobre el pantano, la vida y la muerte serán una ruleta. Como lo fue en Vajont. Como lo será en los Monegros. Regados de desprecio y de muerte para hacer macrocasinos y parques temáticos. Regados con pantanos desechados que tendrán que volver a plantear. ¿Cómo si no?. Con la dignidad de Maria Campo pisoteada sobre su tumba, mientras el dinero llueve a espuertas sobre los de siempre, sin duda. Los que se llenan los bolsillos con la dignidad de los demás.

Gracias a la Audiencia Nacional Española, y si nadie lo remedia, que todo puede ser, Entibo seguirá siendo un monstruo entre montañas. Entibo seguirá inundando vidas. Matando paisajes. Matando dignidades. Haciendo de Aragón un país más triste. A algunos aragoneses no, desde luego. A esos les harár ricos de dinero de sangre y muerte. Y alegres. Con la alegría asesina del que no vive más que de su propia miseria. A otros aragoneses sí. Los hará más tristes. Los deshará más bien. Cuando se llenan la boca con el “bien de los aragoneses” se olvidan de que ese bien de “algunos” aragoneses se hace sobre el mal de otros que también son aragoneses.

Ayer hablando de Gran Scala, de ese complejo que parece, y sólo parece, que quieren hacer en medio del desierto de la espiral, alguien dijo: “Es que no es normal oponerse por sistema”. Y yo digo, como dije, como mantengo, como creo, como pienso: “No, no es normal, pero tampoco lo es tragar por sistema”. Aún añadí: “Estoy convencido de que si Gran Scala lo hubiera propuesto un grupo aragonés, mucha más gente estaría en contra que a favor”. No lo dudo. Como tampoco dudo de mi propia aversión a los secretos. Si negocian en secreto es porque algo amagan. Pero no lo se. Como no sabemos nada de un proyecto al que algunos han decidido poner una alfombra roja que estará teñida de la sangre de muerte del propio país. Aragón fue un país de montañas. El sueño loco de Macipe , hace años, era un Aragón inundado con una gran tubería por el centro. Tendrá que modificarlo. Aragón será un lago artificial con una isla enmedio poblada de casinos y sueños rotos.

Etiquetas: aragónyesamonegrosscalapantanoscasinos

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario