La necesidad de un medio digital 2.0 aragonés (I)

martes, noviembre 27, 2007 14:43
Publicado en la categoría periodismo, purnas

Entre los sueños alucinados de cualquier noche a las 4 y 20 (sí, me sigue pasando) se me ocurren mil ideas para empezar a proyectar. Para empezar a vivir y crear. Después, cuando me despierto a mejores horas, la nocturnidad deja paso a la vida corriente. Tan corriente que no te da tiempo ni a mirar detrás de las esquinas. Mucho menos en estos días de cierzo. Ese cierzo que me enamora salvajemente y que me corta la cara de manera más salvaje aún. El cierzo con el que no puedo ni vivir, ni dejar de vivir. Vamos, que cuando está lo odio, pero cuando no, lo echo de menos. Son esas contradicciones las que llenan mi vida de espirales, y son esas mismas contradicciones las que veo reflejadas en la actividad pública. Porque las busco, y, sobre todo, porque no es tan difícil encontrarlas.

Cuando hablábamos del nuevo periodismo, hace años. Hace meses. Hace días. Hablábamos de un periodismo participativo, donde la voz del ciudadano (ejem) tuviera protagonismo. Los medios intentaron adaptarse, sin duda. De manera dubitativa al principio. Más alegre después. El después de darse cuenta de que ese nuevo protagonismo de la gente tenía, además, beneficios económicos, claro. Allí surgieron otros conceptos, el periodismo ciudadano, los foros, los comentarios, los blogs de los medios tradicionales, las versiones online. Pero, siempre hay un pero, no es lo mismo un medio tradicional que se convierte a lo que es un medio nuevo que surge, aunque sea desde un medio tradicional.

Ejemplos. El diario Avui fue el primero de todo el Estado en tener página web y versión online. Titulares y versión PDF. Punto pelota. Ahora han creado Avui.cat, un medio que surge de otro medio. El diario el Pais , después de sus inicios de versión digital, actualización, pago por todo lo demás, ahora han creado lo que podría ser un nuevo medio digital. O al menos un germen de. El Mundo que pasa por ser el más visitado, tiene un concepto bastante claro, que a pesar del cambio de línea editorial, sigue manteniendo ese espíritu de medio diferente al de papel. También ADN o Público, de los que se podría decir que tienen una versión papel y no que son periódicos con versión digital. O más o menos. Los hay también que ni siquiera tienen versión papel, políticamente en las antípodas, podemos citar Libertad Digital, con un curioso método de pago por comentario, Vilaweb, en Cataluña/Països Catalans, y Vieiros en Galicia.

Ninguno de estos ejemplos tiene réplica en Aragón. Los dos únicos medios nacionales, Heraldo y el Periódico , mantienen una visión anquilosada de lo que es un medio digital. La Televisión Autonómica no ha generado un portal de noticias al que seguir como referencia, como puede ser el Telenoticies.cat de TV3, y Aragón Digital se queda a medio camino, porque actualiza una vez al día, y porque sus noticias son exclusivamente las notas de prensa que han elaborado para otros contenedores informativos. Falta también iniciativa privada, desde luego. Hay pocos ejemplos, hubo en su día un Compleganza, que fracasó, para los grupos alternativos, hay un Nobleza Baturra, que es un foro con algunas noticias, hay un Zaragozame que es una interesantísima propuesta, pero que no tiene línea editorial, ni es un medio online, sino un escaparate de visiones… En fin, un abanico pobre.

El Heraldo y el Periódico mantienen, digo, esa visión anquilosada de formas diferentes, y hago un repaso somero, muy somero.

Heraldo actualiza lento y mal, a veces colocan un banner pequeño con entradas de agencias, y sólo en caso de necesidad actualizan la portada del día. Sí que es verdad que dan en ocasiones links en los laterales de la noticia, pero exclusivamente corporativos y pocas veces informativos. Y punto pelota. Nada más. Hay que pagar para ver cosas de “la edición impresa” y ahora se han lanzado a algún blog (por cierto, dejando de lado sistemas de blogs aragoneses como blogia para irse a otros lares). Además es un escaparate publicitario tan abigarrado que ni es publicitario ni es escaparate. Nada de comentarios, sólo faltaría. No publican suplementos dominicales, ni especiales. Es paradigmático el caso de la página sobre blogs que sale los domingos, que, evidentemente, no se pueden enlazar desde la versión papel, y, como no la publican online, no se pueden tampoco visitar desde Heraldo.es.

El Periódico actualiza más. Han cambiado la forma de trabajar y se ve más movimiento en portada. Han colocado la posibilidad de hacer comentarios, y eso, más que otra cosa, les ha dado miles de visitas más. Aventuro. La interacción es algo que valoran los usuarios, y poder decirle a Hipólito Gómez de las Roces, Mariano Gistaín, Juan Bolea o José Luis Trasobares lo que piensas de sus artículos, o polemizar ad infinitum sobre las manifestaciones antifascistas, Las Vegas 2, o los Presupuestos, generan más tráfico que cualquier artículo sin más, por bueno que sea, y de la firma que sea. Pero la mayoría de las veces, y este es un punto muy negativo, vuelcan directamente el contenido de papel. Tan es así que a veces aparece esa frase absurda de “sigue en la página siguiente”. Cuando no la hay. O cuando hablan de blogs, o webs, las escriben en negrita pero sin hipervínculo. Osea. Como que no. Además, la propuesta gráfica es más bien pobre, y la publicidad ni siquiera es particular de Aragón, por lo que a veces salen anuncios para comprar pisos en Barcelona o lavavajillas en L'Ametlla de Mar, es un poner.

Además, y esto es un problema que apunto desde aquí, y que, por supuesto, no es tan objetivo como lo anterior, su centro de atención es España. Son periódicos de visión centralizadora española con un fuerte componente regional (más el Heraldo) y, con una gran presencia de noticias de Aragón (especialmente de Zaragoza), sin tener en cuenta por un lado, a Aragón como sujeto individual, ni a las partes de Aragón, pueblos, ciudades y comarcas, como entes importantes además de la propia capital.

Por eso, y después de esta argumentación, que no es una argumentación sino un análisis rápido, somero, superficial pero mascado desde hace meses, creo en la necesidad de articular un conglomerado de intereses de forma que se cree un medio aragonés digital diario, basado en la interacción, en la web 2.0 que cuenta con el usuario/creador, con la capacidad de influir, de generar intereses, de generar dinero, de dotar a la sociedad aragonesa de un nuevo punto de vista económico, nacional, político, social, identitario, deportivo, cultural y vital. He dicho.

Yo, Jorge Romance.

ps. Podría seguir hablando, claro.

Etiquetas: aragónmediosmediaperiodismoprensaonlineinternet2.0

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

4 Respuestas to “La necesidad de un medio digital 2.0 aragonés (I)”

  1. El periodismo 2.0 y la credibilidad | Purnas en o zierzo says:

    marzo 21st, 2011 at 14:32

    […] no es la primera vez que hablo de la necesidad de un medio digital aragonés 2.0 , ahorro el discurso. Lo dejo por enlazado . Sigue habiendo la necesidad, y sigue existiendo ese […]

  2. Saturno devorando a sus hijos. En Zaragoza, Teruel (y Huesca) también existen | Purnas en o zierzo says:

    marzo 21st, 2011 at 14:33

    […] canso de decirlo, porque se ve cada día en los medios que se hacen desde Aragón, como decíamos ayer, pero desde las administraciones no lo tienen tampoco demasiado […]

  3. La necesidad de un medio digital 2.0 aragonés (II) | Purnas en o zierzo says:

    marzo 21st, 2011 at 14:33

    […] explicaba aquí mi idea de la necesidad de un medio digital aragonés potente, pensaba en muchos ejemplos de potencialidades que no […]

  4. De la web 2.0 y de las menciones | Purnas en o zierzo says:

    marzo 21st, 2011 at 14:34

    […] repercusión la reflexión sobre la prensa 2.0 en Aragón. Yo dije que había la necesidad de un medio digital 2.0 aragonés y Daniel Torres Burriel aprovechó para hacer un anállisis completo de la realidad de la prensa […]

Dixa un comentario