El entierro de los sueños y la dignidad frente al desprecio

lunes, julio 30, 2007 14:23
Publicado en la categoría purnas

Nos despertamos hoy con la intención de Izquierda Unida de pedir la dimisión de la ministra de Medio Ambiente , Cristina Narbona, por el retraso en el recrecimiento de Yesa. La postura de los ecologistas, debe ser. Quizás reminiscencias de sus miembros maoístas que ven en Yesa una imagen de la presa del Río Amarillo que ha provocado el desplazamiento de más de un millón de personas en China. Puede que sea eso, o puede que no. La política ficción es lo que tiene. De ficción de la mala, de serie Z, de Zaragoza. De la Zaragoza que entierra templos romanos y destroza patrimonio. En estos días vamos de la indignación a la esperanza. O al fondo. Al fondo del pantano, un día más.

 

 

 

 

En la foto parte del pueblo de Faió (Baix Aragó-Casp) inundado por las aguas. El mejillón cebra se sube por las paredes y se puede recoger a puñados. El mejillón cebra que la CHE todavía no se atreve a limpiar, construyendo (ahora, siete años después) una instalación de lavado de embarcaciones, mientras que ya existen cinco instalaciones privadas autorizadas por el Gobierno de Aragón, a pesar de que lo ocultan. Ésta es la foto que lo demuestra:

 

 

 

 

Son las cosas de esta tierra. Que no nos dejan defenderla, como decía la Bullonera, porque somos nosotros mismos los que inundamos nuestro patrimonio, anegamos nuestro futuro, violamos nuestro presente y enterramos, entre azud y azud, nuestros sueños. Por encima de la dignidad de muchos tendrán que pasar. Inde lo cuenta hoy en un post largo, larguísimo e interesante, interesantísimo . Por ellos. Por los dignos. Por los que soñamos. Por los que vivimos. Por los que creemos.

Etiquetas: IUYesapantanoNarbonaambientenaturalezahidrografíadignidadCHEmejillóncebra

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario