El recrecimiento del pantano de Yesa se retrasa, quizás para siempre

viernes, julio 27, 2007 18:58
Publicado en la categoría purnas

Esta mañana publicaba el Periódico de Aragón un optimista (para ellos) artículo sobre la decisión que el Consejo de Ministros iba a tomar sobre Yesa. Decían que iban a descartar un nuevo informe medioambiental, decían que eso aceleraría el pantano, y con ello, la muerte de la comarca. DEcían. Especulaban. A lo largo de la mañana todo parecía volverse más confuso. La CHE en rueda de prensa aseguraba que las obras no se paralizaban, aún antes de que el Consejo de Ministros decidiera.

 

Después, la verdad. La hora de la verdad. El ministerio de Medio Ambiente confesaba al Consejo de Ministros su plan. La redacción de un nuevo proyecto (y van n) en el que incluir todos los informes (casi todos negativos). Dice según Europa Press el director general de agua del Ministerio , Jaime Palop:

 

La idea, según Palop, “es hacer las cosas bien hechas y no engañarnos a nosotros mismos”, porque en el resto de las presas, una vez ejecutadas, se impermeabilizan los estribos, pero en este caso “como el terreno está peor, es aconsejable hacerlo primero”, afirmó.

 

Lo que quiere decir dos cosas. Una, que las cosas no están bien hechas de antes, a pesar de lo que lleva diciendo la CHE mucho tiempo. Y dos, que el terreno está peor. Así de claro y contundente. Las grietas y zanjas en el terreno “eran mentira” y “trucajes”, y ahora resulta que el “terreno está peor”. Como un jarro de agua fría en las redacciones de Heraldo, de El Periódico, de la Televisión, en los regantes de las Bardenas… Un agua que no será de YEsa, por mucho que se empeñen, porque la realidad y los estudios demuestran que recrecer Yesa es un error. 

Hoy es un día de una cierta felicidad entre quienes nos oponemos a Yesa. Un poquito más de margen con el que luchar contra un proyecto anacrónico y gravemente perjudicial, como explican en la nota de prensa de la Asociación Río Aragón.

 

El anuncio del MIMAM de retrasar la redacción del modificado nº 3 de Yesa y la incapacidad de decidir sobre si necesita una nueva evaluación de impacto ambiental, confirman los graves problemas geológicos de las laderas de Yesa, fundamentalmente la izquierda, a los que los responsables ministeriales no encuentran una solución aceptable.

Estamos convencidos de que los informes de los técnicos del ministerio aconsejan, cuando menos, una nueva evaluación de impacto ambiental, si no están proponiendo directamente el descarte del proyecto. Por ello exigimos que se den a conocer estos informes, que según varios medios han obligado a guardar “prudencia” al respecto.

En esta situación, la insistencia del desacreditado Sr. Alonso sobre la continuidad de las obras es, además de una irresponsabilidad, un nuevo engaño a la sociedad aragonesa. Primero ocultó el deslizamiento durante 8 meses, luego negó su reciente reactivación (como demuestran las grietas aparecidas y las declaraciones del Sr. Palop), y ahora mantiene que las obras continuarán, cuando sabe perfectamente que este proyecto de recrecimiento se desmorona irremisiblemente.

 

Yesa se acaba, su proyecto y su recorrido, pero no está de más recordar la historia de otros pantanos aragoneses y de como se anunciaron. (Un poco de humor ante la tragedia nunca viene mal).

 

 

Etiquetas: YesaCHENarbonamedioambientepantanohidráulica

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario