La Asociación de la Prensa es como un virus y se autoreproduce

jueves, junio 14, 2007 0:31
Publicado en la categoría purnas

Como somos así en este país nuestro, la Asociación de la Prensa de Aragón , donde se integran algunos (ojo, algunos) periodistas aragoneses o que trabajan en Aragón, ha decidido que tienen que crear un Colegio de Periodistas de Aragón. Nada hay de raro en que una institución privada, como una asociación, impulse la creación de una institución pública, como un Colegio Profesional. Los Colegios están regulados por una ley especial y requieren de la aprobación de las Cortes para la redacción de su ley de fundación y su constitución, por lo que pueden considerarse como instituciones públicas. NO así las asociaciones que son agrupaciones de particulares.

El problema es que la Asociación de la Prensa donde están integrados algunos (ojo, algunos) periodistas aragoneses o que trabajan en Aragón, se ha arrogado el derecho exclusivo de la representatitvidad de los periodistas aragoneses. Así que entre las características que quieren que tenga el colegio es que la directiva de la asociación sea la misma que la del Colegio.

El Colegio se dedicará a la defensa de la profesión, la vigilancia de los aspectos deontológicos y la representación de los periodistas en los ámbitos oficiales. Por su parte, la APA mantendría prácticamente las mismas competencias y atribuciones que en la actualidad, centradas en prestar servicios a sus asociados.

Osea, que no sólo no renuncian a la función pública de una institución privada, sino que, además, deciden las funciones que tiene que tener el colegio, antes de su constitución. Porque claro, aún dicen:

La Asociación considera que resultaría idóneo que Colegio y APA tuvieran siempre, y de forma obligatoria, la misma junta directiva. El motivo es muy sencillo; de esta forma siempre trabajarían de forma coordinada y se evitan posibles desavenencias en el futuro entre ambas organizaciones, situación que sólo perjudicaría a los periodistas aragoneses. Del mismo modo, todos los miembros del Colegio lo serán de la APA, y al revés. A partir de este momento, la única vía de acceso a la APA será mediante la colegiación. La pertenencia a una organización implicará siempre la pertenencia a la otra.

Pues no señores. El Colegio se crea, y se colegia quien quiera (Y quien pueda, claro). Y la Asociación se mantiene, limitada a sus funciones, y se asocia quien quiere. Sí o sí. Sino es una invasión flagrante de las camarillas privadas de la asociación a una institución pública como debe ser el Colegio. Que, por supuesto, tiene que tener una junta directiva elegida por sus socios, sean o no de una institución privada como es la Asociación de la Prensa de Aragón. Si no, estaremos como siempre en este país, y más en esta profesión. Los que moverán el cotarro serán siempre los mismos, que, parece ser, es lo que quiere la APA. ¿O no?.

Por cierto, que, plurales en la Asociación crearon un blog con los comentarios moderados. El blog , a día de hoy, ha dejado de funcionar, sin que apareciera antes de su cancelación ni un solo comentario. Una moderación no demasiado permisiva, parece.

Etiquetas: PeriodistasAragónAPAColegioAsociaciónPrensa

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario