Berlín, la ciudad que nunca duerme ( y II)

sábado, marzo 10, 2007 13:37
Publicado en la categoría purnas

Viajando en el transporte público berlinés (todos con su cerveza y revisores disfrazados) puedes viajar desde el altar de Pérgamo hasta la Puerta de Brandenburgo. No puedes entrar a la Biblioteca sede de los ángeles del CIelo de Berlín. Pero puedes pasear rodeado de fantasmas.

 


 

Berlín deja la sensación de un inmenso vacío también. Existen huecos en la ciudad. De gentes y también de lugares. Entre espacio y espacio se amontonan regulares, lineales, zonas y zonas residenciales, sin comercios, sin bares. Herencia del este que fue y que algunos añoran (Östalgie, le llaman). Puedes andar horas simplemente viendo portales de casas. Pero sin dejar de ver el pirulí de la televisión. CUentan que los dirigentes de la Alemania del Este asistieron horrorizados al estreno de la torre más alta de Berlín cuando vieron que la sombra que proyectaba sobre la Alexander Platz era una cruz. En la atea RDA. Hoy conviven iglesias de todos los pelajes, sinagogas y mezquitas. Algunos de estos templos fuertemente vigilados. Por lo que pueda pasar.

 

 

Ciudad de cultura. De culturas. Turca, judía, alemana, mestiza. Se lee, se ven exposiciones, se oye música. EN Berlín no hay horas para la cultura. A todas horas puedes acudir a algún evento. Y si no, mientras los demás se columpian al lado del mercadillo siempre puedes leer.

 

 

Y si no siempre queda el placer de una buena conversación, de una cerveza, de una foto, de una mano. Y una estación. Siempre la última estación. En viaje a alguna parte. “First we take Manhatan, after we take Berlin”. Y después…otro lugar. EN ruta siempre. O no. Sedentario con el mapa en la mano. EL viento que empuja, y el mundo que llama. Aunque sea a pequeños bocados. Desde Bogotá a Madrid, desde Managua a Berlín. Desde Tallin a Santiago de Chile. Desde Dakar a Reikiavik, de Canberra a Moscú. Y si no, al tiempo. Que también hay país. Y debajo un vídeo-presentación de fotografías y música (Y qué música…Ojo. Radical Face. Al loro)

 

 

….

 

Hace un año: Sólo hacía maletas

Hace dos años: Aún se sigue esperando

Hace tres años: Trasvase de peperos a Murcia

 

Etiquetas: Berlínviajesfotoculturahistoria

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario