Berlín, la ciudad que nunca duerme (I)

viernes, marzo 9, 2007 11:49
Publicado en la categoría purnas

Recién llegado del centro espiritual de Europa. Todavía incrédulo ante la que quieren montar algunos . Con la esperanza de que el Sinn Feinn obtenga unos buenos resultados en la Irlanda ocupada y consigan un gobierno que aliente una paz de 35.000 muertos. (Actualizaciones en Sinn Feinn News). Con la cabeza puesta todavía en una semana de relax, de no entender las conversaciones que surgían a nuestro lado, y de pensar que todo lo que una vez estuvo roto, puede volver a construirse.

 

Así es Berlín. Con una profunda cicatriz, casi insalvable, por donde pasó el muro. Dividió a alemanes, de alemanes. Y dividió dos modelos económicos y políticos. La grieta todavía existe, quizás menos marcada. Ya no es visible, pero si percibible. Hoy Berlín se mueve en todas las direcciones. Pero todavía hay quien “va a Berlín” desde el propio Berlín, o va al “Oeste” desde el “Este”. Berlín es una ciudad masacrada. Fue el centro de un regimen criminal que sufrió las consecuencias de ello. Vaciada de unos pobladores dinámicos y emprendedores, los judíos, y después bombardeada y destruida. Partida. Ocupada. Saqueada. Violada. Y hoy, nuevamente en pie. A la izquierda, lo que queda de la Iglesia del Memorial del Kaiser Guillermo, símbolo del Berlín derruido, y a la derecha, el Reichstag, donde una vez ondeó una bandera soviética, quizás portada por el primer tanque ruso que llegó a Berlín en mayo del 45 y que hoy está en la avenida 17 de junio.

 

Porque en Berlín son capaces de borrar los escudos de los edificios (izda) pero no tienen miedo a mostrar lo que fueron, para que no se repita. Existe una sutil diferencia que en Aragón y en España no son algunos capaces de ver. Mostrar no es legitimar sino enseñar. En cambio exhibir es legitimar y enaltecer. En el centro y a la derecha, una de las imágenes de lo que llaman “Topografía del terror”. Una exposición en el lugar que fue sede central de la Gestapo. Curiosamente, en todo Berlín casi no hay imágenes de Hitler, ni en las exposiciones, ni en el Museo Judío (dcha).
 
 
Pero Berlín es también, además de historia, modernidad. Postdammer Platz es un ejemplo de reconstrucción urbana (izda). Como también el eficaz sistema de transporte urbano. En Berlín una gran parte de la población va “culturalmente” en bicicleta. Pero existe una red de tranvías (ojo, tranvías), metro, cercanías, y media distancia y autobuses. En todos se permite la subida de la bici, y por tanto, todo el mundo puede desplazarse con ella a cualquier punto. Es una ciudad con tres veces más habitantes que Zaragoza y sin embargo, no vimos ni un sólo atasco en 7 días. Propongo comprar unos billetes de avión a los próceres del ayuntamiento de mañoland para que visiten Berlín. Quizás así sepan como se hace una ciudad enorme, pero sostenible, vivible, y sin atascos. Aunque igual ya fueron, porque vimos estos sospechosos carteles. (dcha)
 
El caso es que es una ciudad fascinante. Pero seguiremos mañana. Y así no hablo de la manifestación. Para qué, si ya sabemos lo que va a haber. Es decir, más de 1.000 millones de personas por un lado y banderas franquistas por el otro. Más fotos aquí …y un vídeo del Memorial del Holocausto de noche….aquí debajo.
….
Sobre la cincomarzada que ya pasó otros años: En 2005 una quedada bloguera, en 2006 un post sobre un post de Antón Castro y una carta que escribí y que ayer me volvieron a enseñar. Estaba ilusionado. ¿Y ahora?. En 2004, Zincomarzada color arcoiris

Etiquetas: Berlínviajesfotoculturahistoria

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario