Palabras, sueños, decepciones…viajes

martes, febrero 27, 2007 18:37
Publicado en la categoría purnas

Son casi más que palabras las que suenan. Son casi más que sueños los que hablan. Son casi más que vientos los que soplan. Luz que entra por la ventana, da calor. Sirve para hacer que el cerebro sobrevuele la traición y vaya más allá. Vaya a los sueños que se sueñan. Vaya al futuro sin dinosaurios. Vaya a un país que camina por el borde de un río. Un país que sigue su camino hacia el lugar donde quiere llegar.

 

Son sueños. Son palabras. Son deseos. Son esperanzas. Chocan, y chocan, y chocan, y chocan contra la realidad de la realidad. Contra la traición de la traición. Contra el momento en el que decidimos dejar de ser nosotros para convertirnos en ellos. En unos ellos que no quieren que seamos como ellos. “Sólo querían agua, montañas y electricidad”. Y ni siquiera. Pero aún así seguimos escuchando los cantos de sirena. Si-Sirena. Los cantos de una asimilación que lleva camino de asimilarse a sí misma. Al final, nosotros seremos tan ellos, que de propio ellos ni siquiera nos reconocerán.

 

Ya no como hijos, ni siquiera como esclavos. ¿Qué se puede esperar de un país donde el presidente no es capaz de reconocer su propia lengua?¿QUé se puede esperar de un país que evento que hace evento que trata de ocultar su propia identidad? En el fondo sólo quedamos los resistentes. Ya sabéis, eso de podrán quitarnos la vida, pero jamás nos quitarán la libertad. Ni siquiera eso, quizás. No es problema de libertad. Es problema de identidad. Hace tiempo que echamos los toros desde Antequera, somos todos los culpables. Al menos yo, no quiero que me quiten mi derecho a echárnoslo en cara.

 

….

 

Hace un año: Volviendo a lo de ayer. NO al racismo (Este año, Eto'o no viene) 

Hace dos años: Delicias domingueras

Hace tres años: Surrealismo preelectoral

 

Etiquetas: AragónmemoriaidentidadpolíticaEtoo

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario