Cinco lobitos y cinco secretos

viernes, enero 19, 2007 18:34
Publicado en la categoría purnas

Me pasa Somardón el famoso meme de las cinco cosas desconocidas. De mí, se entiende. Que de todo lo demás seguro que hay miles y miles y miles de cosas que no conocemos nadie. Sólo faltaría. Así que me dispongo a desvelar cinco secretos capitales. Difícil misión porque soy de natural charrín y cuento más de lo que debería y muchas más veces de las que debería. Y todos son de mi pasado, por cierto. Para el presente, prefiero las conversaciones a la cara. De perro.

 

1. En tiempos pretéritos estuve como concursante en el Euromillón , programa presentado por Paula Vázquez y en el que conseguí mantenerme diez programas seguidos (que era lo máximo). A pesar de mis (indudables) méritos contestando preguntas de historia, sólo gané dos viajes a Mallorca, un vídeo VHS (que todavía usa mi madre) y una colección de “Música y Cine” con unos cuantos CD de bandas sonoras y cuatro libros que jamás he abierto.

 

2. A pesar de todo lo que pienso y opino sobre el tema, reconozco públicamente que estuve en los fastos del centenario de la Academia General Militar (1982), a donde acudí con mi abuelo. Insistí al salir en que quería volver al segundo centenario, cosa que vuelvo a reconocer….no haré. Durante el desfile militar y su correspondiente izado y bajada de bandera, música militar, etc…permanecí sentado en las rodillas de la mujer de un general. Cosa de la que ni estoy ni no orgulloso. Aunque eso sí, contuve el orín.

 

3. Aprendí a tocar el piano de crío. Creo que acabé hasta segundo. Después me pasé a la guitarra. Se liga más. Silvio, una hoguera, la noche. Y voilá. Todavía me gustaría tocar para alguna. Pero casi mejor que no. Ya desafino y además hace mucho que el Ojalá sólo sirve para acabar las borracheras en el Posturas.

 

4. Hablando de algunas. Una vez (18 años tenía), esperé durante varias horas a la chica que me gustaba en el portal de su casa. Era de noche. Habíamos salido, habíamos bebido…y cuando llegó ni siquiera la conocí. Así que ella se metió en su casa después de saludarme y yo me fui a la mía pensando que no era el mejor modo de empezar nada. Afortunadamente, la he vuelto a ver muy poco, y nunca he vuelto a hablar con ella.

 

5. En una ocasión, y ojo, que lo que voy a contar es muy muy fuerte. En una ocasión, y sólo en una ocasión, cuando todavía no podía votar, osea hace más de 14 años, para unas autonómicas, deseé que el PAR, ojo, EL PAR!!! ganara las elecciones. Era el único partido aragonés que se presentaba, pero manda huevos. (Un poco después fui a un mitin de Cristina Almeida para lavar mi maltrecha alma, los bandazos de la juventud)

 

Y hasta aquí las cinco cosas que os he querido contar. Que podrían ser más, pues claro. Y que para cualquier pregunta estoy dispuesto a escucharla que no a responder.

Y ya siento lo que voy a hacer, porque esto de los memes no funciona así, pero como me ha llegado tarde, y no se quien lo ha hecho y quien no, el que quiera, que coja el guante, pero que avise. Ala pues. Bueno, no, mejor no. Cuartero , tira, a ver qué de qué. Y Chemecos , que así el meme se aragonesiza. 

 

….

 

Hace un año: Las comparaciones son odiosas

Hace dos años:Obviedades
Hace tres años:¿Sistemas electorales?

 

 

Etiquetas: memeblogspersonalsecretos

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario