Cambio en la mirada. Hoy me siento mejor

martes, noviembre 28, 2006 12:39
Publicado en la categoría purnas

Ha sido pasar Fraga y ver el mundo de otra manera. Igual tienen que ver las setas, decenas y decenas de setas, cientos ,miles, con huevo y sin huevo, guisadas o sin guisar, con salsa o sin salsa. Una cena pantagruélica y después recorrer las noticias con un café, con un cigarro, con una hospedera que se va a trabajar. Una realidad amable, porque quizás no detengo la vista en lo no amable. Quizás porque prefiero pensar que el mundo hoy prefiero verlo con buenos ojos. Con los míos, claro, porque mis buenas noticias son malas para otros.

 

Resulta que en Canadá reconocen a Quebec como nación. En eso les ganamos. En España hace tiempo que hay varias naciones conviviendo, aunque quizás tengan menos contenido que la declaración canadiense. Allí ha habido dimisiones y tensión. Aquí una vez pasó el riesgo de que se “rompiera España”, ahora las agendas políticas echan humo por otras cuestiones. A base de vídeos. Pues tú has negociado. Pues tú acercaste presos. Pues tú dijiste Movimiento Vasco de Liberación Nacional. Pues tú dijiste que Otegi es un hombre de paz. Ala. Y a base de vídeos y réplicas sin argumentos (curiosa forma) nos vamos acercando a la paz. O no.

 

Y rompiendo un esquema preestablecido un colegio público aragonés ha decidido suprimir la Navidad de su programa. Porque se supone que el estado es laico y un colegio público también debería serlo. Y es una buena noticia, claro, porque la religión debe ser un espacio privado y no público. Otra cosa, claro, es que una asociación de padres solicitaran las instalaciones del colegio para celebrar la Navidad, Hanuka o Ramadán. Ahí si que habría poco que decir. Pero un colegio público debería ser aconfesional por ley.

 

Si es que hasta veo a nuestro vicepresidente con otros ojos. José Angel Biel produce hoy una hilaridad poco controlada y más acostumbrada. Pues no dice el hombre que llevan 20 años trabajando para la creación de la televisión autonómica. 20 años supongo que igual de largos que los que llevan trabajando contra el Estatuto de Aragón. Así, con alegría. Recuerde el alma dormida, avive el seso e despierte, como se marcha la tele, como se vende a Antena3 en aquellos tiempos cachirulera como la que más. Y así estamos, 20 años después, con una tele que a partir de pronto se podrá ver vía satélite para conocer todas las noticias de Aragón y todas las del mundo, ver a todos los cómicos de ARagón y hacer cosas superdiferentes a lo que acostumbrábamos a ver en las teles locales, que para eso tiene muchos más medios. ¿Veis? SOn otros ojos, ¿o no?

Desde el otro lado del desierto

….

Hace un año: Deshilachado ¿y por qué no?

Hace dos años: El pueblo de las dunas

 

Etiquetas: quebeccanadanacionalismolaicismoreligiónBielTelevisiónAragón

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario