Los blogs y el periodismo de hoy

domingo, noviembre 26, 2006 17:17
Publicado en la categoría purnas

Decíamos ayer que estuve hablando con José Luis Orihuela sobre los blogs y los medios. Decía él que todavía los blogs, en cuanto a proceso informativo, requieren del altavoz de los medios tradicionales. Y decía bien. Le decía yo, y creo no estar equivocado, que los medios tradicionales, en tanto en cuanto están dirigidos por un porcentaje bastante alto de personas preinternet, no acaban de comprender los procesos de generación de información que los blogs pueden producir. Los medios actuales, todos, están compuestos en un 90% de notas de prensa. Es la nota de prensa la que de un estamento u otro regula la creación de la agenda (lo que los americanos llaman agenda-setting), y por tanto la composición de los medios escritos. Por eso de un tiempo a esta parte cualquier asociación, colla, grupo, empresa, tienda, o reunión, requiere la creación de un grupo que se dedique a la divulgación del evento, para poder existir. Porque esa es la otra parte de la moneda, lo que decía José Luis, y que es aplicable no sólo a los blogs sino a cualquier instancia. Lo que no sale en los medios, no existe.

 

Así que, por un lado, tenemos que lo que no sale en los medios no existe, y por otro que los medios sólo publican aquello que les llega, al menos en una parte muy importante. En este contexto es difícil que Internet (y/o los blogs), salgan de ese espacio privado donde se encuentran, sin embargo, la gran mayoría de las actividades humanas de cualquier tipo. Internet aparece sólo en los medios cuando hay un crimen detrás, o un logro privado empresarial, o algo tan sumamente llamativo que es capaz de hacer que alguien lo incluya dentro de un medio. Por ejemplo, Isabel y sus carritos desplegados al bus. Hacía meses que ella llevaba su trabajo de hormiguita en su bitácora y en los despachos. Pero su blog sólo ha tenido presencia mediática cuando el Ayuntamiento hizo pública la nota de prensa en la que recogía parte de sus reclamaciones. Sin embargo, el blog estaba ahí mucho tiempo antes y cualquiera lo hubiera podido ver. De hecho, hubo medios que recibieron noticia de él, bien a través de Isabel, o bien a través de personas con ojos en la blogosfera. Pero seguía sin existir.

 

Un ejemplo contrario lo pudimos ver en las elecciones primarias francesas, cuando los medios “tradicionales” se fiaron de los blogs para hacer recuentos pueblo a pueblo en directo. Esa es la verdadera fuerza del fenómeno blog. Para un medio tradicional, los blogs deberían de ser una fuente normal de información. O mejor dicho, a partir de los blogs y de sus múltiples ojos, encontrar historias que merecen ser contadas. Por supuesto, sigue siendo mucho más cómodo partir de notas de prensa que salir a buscar la noticia, la historia, el relato, a la calle o a Internet. Pero los medios están muy lejos de entender la verdadera fuerza de los blogs. Siguen pensando en ellos prácticamente como una sección más de “Cartas el director”. Todos los medios que incorporan blogs acaban haciendo dos versiones. Una, en la que los columnistas habituales de la edición normal escriben, y otra, para sus lectores, a los que nada más se les cede el espacio, pero de los que no acaban rescatando nada. La inercia habitual de los medios tradicionales está acabando en el dominio absoluto del periodismo de declaraciones y el de las notas de prensa. No aprovechar los blogs como fuentes suministradoras de noticias es un aviso más de que algo no está bien en el periodismo de hoy.

…..

Hace un año: Resistencia pasiva en el trabajo

Hace dos años: Carod, los cojones, el trigo y la selección catalana

 

Etiquetas: blogperiodismoecuadernoorihuelabitácorasperiodistasInternet

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario