De elecciones, autopistas y dominios robados

jueves, noviembre 2, 2006 13:10
Publicado en la categoría purnas

20061102122914-286598625-86713501e6.jpg

Una jornada electoral más, unos miles de votantes menos. Un partido nuevo que entra en el Parlament de Cataluña con un mensaje apolítico. “Contra el nacionalismo”. “Libertad”, gritaban. CUriosidad de la red, o guerra política, el dominio ciutadans.org conduce a CiU-Mataró. El caso es que a las 6 de la tarde los sondeos de los medios ya daban (impublicables), hasta tres escaños a Ciutadans. Llamé a la tele, “Poned seis renglones y seis quesitos, que entra Ciutadans”. Periodismo de investigación, dicen, o amigos hasta en el infierno, aclaro. Retorné a Barcelona unos meses después. Mi ex-casa tiene una casa okupa enfrente, y un solar. El Manel sigue en su sitio, y también el Antiquari. Marc estaba fregando el California y en la plaza del tripi seguían los de siempre. El taxista no había ido a votar y hacíamos un 25% de electores en el taxi. El segundo taxista no sabía donde estaba el Parlament de Catalunya. Metáfora de la Cataluña real. Era de Jaén. Todos llevaban pinganillo y yo unos cascos de la Renfe. Hervidero de periodistas, cámaras, técnicos y productores. Me maquillaron. Cogí el micrófono, y adelante. No hubiera vuelto anoche. Hubiera estado un día más por ahí. O dos. O un mes. O dos. La autopista iba vacía. No llegué a saber el resultado electoral hasta que ya estaba en Zaragoza. Y eso que fui a cubrir las elecciones catalanas. Cubrir informativamente. Un señor nos dijo en la puerta de la Pedrera que nos veía por Internet y que su pueblo no salía. Ahora tripartito, sociovergencia, nacionalismo catalán. Uno o más gobiernos. Todos ganaron ayer, aunque todos (menos IC-V y Ciutadans) perdieran votos. No hacía de playa, pero quizás sí de ir al cementerio . De momento no al de la democracia, pero vete tú a saber. Una vez más, ganó la abstención. Viva la anarquía.

 

Etiquetas: ciutadansCatalunyaCataluñacementerioBarcelonaautopistaAragónTelevisión

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario