Delphi, Tarazona, la deslocalización y la desmovilización

sábado, octubre 28, 2006 19:27
Publicado en la categoría purnas

Recién conocidos los datos de empleo en el país sabemos hoy, como se sospechaba ayer, que Delphi quiere abandonar Aragón y suprimir 350 empleos en el Campo de Borja y el Moncayo. Deslocalización le llaman. Hace poco, tan poco como 4 días, Delphi era centro de rumores porque podría salir de suspensión de pagos gracias a una inyección del llamado capital riesgo que le hizo subir en bolsa. Para apuntalar la subida en bolsa nada mejor que cerrar un par de fábricas, por supuesto. Son los llamados “beneficios” de la globalización económica. El capital puede circular libremente, pero las personas no. Las empresas pueden instalarse aquí o allá, pero las personas no. Es una teoría peculiar, que afecta y mucho, a nuestro viejo país, de nuestro viejo continente. La mano de obra es mil veces más barata en otros países, entre otras cosas, porque durante dos siglos la clase obrera europea ha luchado, sudado, sangrado y conseguido beneficios sociales y laborales que, sin dejar de dar sus beneficios al empresario, han mejorado su calidad de vida. En otros países, sin embargo, están al principio del proceso. Quizás por eso la situación laboral de muchos en Aragón y en otros países, está volviendo al principio, reculando poco a poco. Ya no es sólo la deslocalización. Las empresas, en general, han conseguido de los trabajadores que, por miedo, por desconocimiento, o simplemente por desidia, renuncien voluntariamente a beneficios que han costado años de sacrificio. Ya no es sólo la flexibilidad del despido. El papel mojado que supone un contrato indeterminado. Son las grandes y pequeñas cosas que hemos dejado por el camino. Pocos cobran horas extras, algunos tienen más sueldo en claúsual que en nómina base, con todo lo que supone después de cotización o despido, disponibilidades, riesgos laborales…Grano a grano nos han ido despojando de todo, menos de las hipotecas y créditos que tenemos que afrontar. Subidas salariales, si las hay, por debajo del IPC, prebendas de algunos, desigualdades laborales y no sólo por cuestión de sexo, subcontratas… Ante esto, los sindicatos hacen la vista gorda. Pero aunque no la hicieran da igual, porque quienes de verdad hemos renunciado a todo ésto hemos sido los propios trabajadores. Cumplimos nuestro horario y más. Cobramos lo mismo o menos. Y acabamos la jornada y esperamos al día siguiente. Y aún así, hacemos nuestro trabajo lo mejor que podemos. Hemos dejado la lucha, como quien deja de fumar. Por poner pongo links. Enlaces. Ideas. Al menos los manifiestos e intenciones de todos los sindicatos son dignas de leerse. En el día a día después se conoce que no están dispuestos a implicarse. Pero, insisto, quienes no estamos dispuestos a implicarnos, somos nosotros.

CNT CGT CCOO UGT OSTA SOA SPC ¿Y tú, de quien eres?

 

Etiquetas: sindicatosglobalizacióndeslocalizaciónDelphiAragón

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Una respuesta to “Delphi, Tarazona, la deslocalización y la desmovilización”

  1. L’estaca de Lluis Llach | Purnas en o zierzo says:

    marzo 14th, 2011 at 22:08

    […] es va acomiadar ahir de Zaragoza. Encara queden estaques que tombar. Només cal llegir el post d'ahir . I es només un […]

Dixa un comentario