Y después…a seguir

martes, octubre 17, 2006 9:54
Publicado en la categoría purnas

La resaca del Pilar trae estas cosas. Más trabajo, más resfriado, menos ganas. Por eso casi no he podido hablar de la primera vez que oí el domingo “Mermelada de Moras ” desde el otro lado. Desde el regreso. Ni de que la lengua de signos será cooficial en Aragón (de lo cual me alegro), mientras que las otras lenguas de Aragón están en el limbo, ese que hace días que no existe, o en el otro Limbo , ese que vete tú a saber cuanto dura. El caso es que aquí estamos, inasequibles al desaliento. Mostrando, como siempre, los pequeños gestos que hacen que las cosas cambien, o quizás no. Pero ahí estamos. Mañana, que no tendré fiebre, mañana, si no pasa nada extraño, hablaré una vez más de ésto y de aquello. Sobre todo, del aleteo de una mariposa que puede hacer que Júpiter acabe desviándose de su órbita.

 

Etiquetas: Pilarfiebregestos

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario