Banderita tu eres roja

jueves, enero 5, 2006 13:23
Publicado en la categoría purnas

Para celebrar la onomástica de Su Santidad (sic) el Rey Juan Carlos de Borbón me regalaron una bandera republicana ayer. Porque lo que celebrábamos era mi cumpleaños. La bandera en cuestión roja, morada y amarilla reúne en sí misma además las cualidades de a)ser de tela b)no ser de curso legal c)llevar una curiosidad heráldica como tener un castillo en vez de corona y d) ser la primera bandera española que puedo considerar como mía. Sí, sí. Mi colección de banderas se compone ahora de una de Jamaica, una de Escocia, una de Irlanda, dos o tres de Aragón con y sin estrella, y una de España, como país exótico. Así, en el caso de que España juegue la Copa Davis en Australia y un señor con trompeta decida tocar un himno adecuado, podré exhibir mi bandera. Mientras tanto permanecerá bajo siete llaves como el sepulcro del Cid (que decía ese gran aragonés, Joaquín Costa, no legisló). Y bajo ocho en caso de ser obras de arte aragonesas que residen en Lérida. Si se impusiera la cordura, cosa que dudo, tratándose de a)políticos b)aragoneses y catalanes haciendo algo juntos, lo normal sería que esas obras, patrimonio aragonés que ha sido cobijado y en ocasiones restaurado en Lérida tuvieran un destino común con todas las obras románicas y góticas del Pirineo (incluyendo las del MNAC, por cierto), en un museo ribagorzano, dígase Roda, Obarra, o si me apuran Sijena. Mientras la cordura no se imponga, por mucho que se pongan de acuerdo los gobiernos aragonés y catalán, seguiremos pensando en la entelequia “obras de arte de la Franja” y en su presunta devolución. Se le supone, como en la mili. Y el Atlético de Madrid cagándose por las patas abajo, el miedo que da nuestro Real Zaragoza. Ais.

Hace un año:Vivan los Presidentes de República Magos
Hace dos años: Signos de los tiempos

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario