Goyoso nadal 2005.

sábado, diciembre 24, 2005 12:07
Publicado en la categoría purnas

20051224110756-nadal2005.jpg

Cuando el invierno llega. Cuando el viento sopla de nuevo hiriendo la piel. Cuando la nieve inunda las montañas y las nieves del hemisferio norte. Cuando el ciclo vuelve a comenzar. Cuando todo esto pasa, no podemos olvidar que en el hemisferio sur el verano está en su apogeo. Mismo ciclo, diferentes ritmos. Mismas leyendas, diferentes creencias. Mismas personas, mismas miserias. Vientos nuevos se necesitan. Cierzos fuertes. Vientos del pueblo o de donde sean. Vientos que nos empujen. Vientos que nos obliguen a enfrentarnos. Vientos que traen aromas del mar, o de la montaña, o del valle, o del río. Vientos, vientos que nacen un 25 de diciembre, como pudieron nacer otro día cualquiera. Vientos viajeros, pendencieros, revoltosos juguetones. Que levantan faldas y hacen caer los gorros de los policías. Vientos incívicos que hacen ruido. Vientos de cambio. Vientos que permiten ver, a lo lejos, un nuevo futuro. O a lo cerca. Por esos vientos. Con esos vientos. Con todos los vientos. Con el zefiro, el siroco, la tramontana, con el mistral o con el cierzo. Felices fiestas, los que tengáis. Goyoso nadal. Feliz Navidad. Bon Nadal. Merry Christmas. Feliz solsticio. O lo que sea que celebréis. La esperanza viene con los vientos, aunque corten la cara.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario