Sobre la Ley de Lenguas (una vez más)

martes, octubre 25, 2005 13:18
Publicado en la categoría purnas

Publica hoy el Heraldo un artículo de Javier Benito sobre la “rebelión interna del PAR” frente a la Ley de Lenguas. Al parecer, y según la información, algunos candidatos electos del PAR han hecho llegar a la dirección un documento en el que reniegan de la prometida y esperada Ley de Lenguas de Aragón, porque “entrega Aragón a los filocatalanistas y a la CHA”. El mismo artículo afirma que la Ley de Lenguas sigue paralizada, siendo como estaba prometida para este septiembre pasado, como para el septiembre de 2004, y para el de 2003, 2002 y 2001, y cuyo anteproyecto lleva más de ocho años en el cajón. En el más puro estilo del “periodismo de declaraciones”, el señor Benito se limita a transcribir literalmente el documento presentado por estos catorce miembros del PAR, que efectúan declaraciones en la línea de la FACAO, organización que convoca manifestaciones junto con Democracia Nacional y España 2000 para salvaguardar vete tú a saber qué. De hecho, uno de los integrantes de FACAO es militante del PAR, por lo que se supone que estará entre los 14 firmantes o detrás de ellos. En el entrecomillado del artículo, el documento que han hecho circular estas 14 personas, lleno de mentiras y verdades a cuartos, que ni siquiera a medias, y que merece un artículo entero, cosa que ni siquiera mereció la declaración de apoyo a Chuntos por l’aragonés del Ayuntamiento de Zaragoza (700.000 habitantes), y que votó hasta el PP. Dice el artículo:

Sostienen que “el catalán no es lengua propia de Aragón”, sino que en la zona oriental se hablan modalidades lingüísticas herederas del romance aragonés medieval.”

Sostienen. De un hilo, claro, siendo que todos los filólogos del mundo mundial, incluidos los de la Universidad de Zaragoza, afirman que las hablas del este de Aragón son variedades dialectales del catalán. Siendo que Jesús Moncada, hijo de Mequinenza, escribía en su variedad dialectal del catalán para ser considerado uno de los más grandes creadores del catalán moderno. Siendo, que, en definitiva, alrededor de 45.000 aragoneses hablan diversas variedades occidentales del catalán. Espentegeu-me, si no.

Asimismo, afirman que “la fabla es un invento artificial que sectores próximos a Chunta Aragonesista han creado y desean imponer aun cuando los hablantes maternos de modalidades aragonesas de la zona norte no se identifican con ella”.

En esta frase larga hay por lo menos cuatro mentiras. Una, la fabla como la llaman, osea, el aragonés, no es un invento artificial, aunque existe un proceso de normalización iniciado sobre la base del aragonés que se habla actualmente(cada vez menos, gracias al retraso de la Ley de Lenguas). Normalización y creación de un estándar culto, como el que fija la Academia de la Lengua Española y que en ningún caso corresponde al habla habitual de ningún sitio del mundo, es decir, artificial en la misma medida. Osea, la creación de un estándar culto que es habitual en cada lengua del mundo, salvo, parece ser para el aragonés. Segunda mentira. Si las hablas catalanas del este de aragón proceden del “aragonés medieval”, según estos señores, ¿Cómo es posible que diverja tanto lo que se habla en la Ribagorza oriental de lo que se habla en Ribagorza occidental, si son procedentes de la misma lengua?. ¿Será que son dos lenguas diferentes?. Tercera, los sectores próximos a CHA poco tienen que ver con la realidad actual de las asociaciones que trabajan por el aragonés. Afortunadamente, hay de todo en las asociaciones aragonesas. Es más, ¿cómo es posible que las juventudes del PAR se llamen Rolde Choben?, así, en una lengua artificial chuntera. Cuarta y más grave. No es cierto que los hablantes maternos de “modalidades aragonesas”, osea, de aragonés, no se identifiquen con el modelo. Sólo hay que repasar la lista de firmantes de Chuntos por l’Aragonés. Dónde decenas de hablantes maternos a nivel individual, y la mayoría de las asociaciones de la “zona norte”, han firmado el manifiesto y colaboran en la celebración del próximo II Congreso d’a Luenga Aragonesa.

Los firmantes -que comparten muchos postulados de la Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental (FACAO)-, esgrimen que ni los estatutos ni el programa electoral del PAR en las autonómicas de 2003 citan ni catalán ni fabla. Antes al contrario, prevén dotar de “gramática propia” a las lenguas y hablas de Aragón y hablan de “respetar la voluntad de los hablantes”.

¿Cuáles son las lenguas y hablas de Aragón?¿Cual es la voluntad de los hablantes?¿Son ellos mismos hablantes?. Por supuesto, el vacío de todas estas frases lleva a la única realidad. El baturrismo españolista de esta gente de la FACAO, que son los firmantes de este documento, y que insisto, convocan manifestaciones en dialectos ininteligibles gráficamente junto con Democracia Nacional, España 2000, y gente de esta calaña.

Esta rebelión interna del PAR, que amenaza con extenderse, puede enrarecer las nada fáciles relaciones entre los socios de la DGA y complicar directa o indirectamente las expectativas de ambos para las elecciones de 2007.

La única frase de Javier Benito en todo el texto, la última. Javier Benito que ni siquiera dice quien firma el texto, aunque se supone que detrás están Hector Castro y demás gente de la FACAO, afiliados al PAR (sección españolista). Una frase en la que describe sus deseos. Que se extienda la rebelión interna del PAR, y que se rompa el Gobierno de Aragón, y que además baje en votos el PSOE en 2007. El Heraldo, ese periódico aragonés. (Ironía, explico).

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario