Cantonadas, cruïllas, mundos

martes, octubre 18, 2005 13:04
Publicado en la categoría purnas

Me siento extraño. Hoy es martes, 18 de octubre de 2005. Son, ahora mismo, las 12 de la mañana. En punto y sereno. Tengo cosas por hacer. Tengo que hacer aparecer a Raschid en Asfaltos. Tengo que preparar una traducción al catalán para un viejo proyecto. Tengo que crear la base para un proyecto nuevo. Ya he limpiado el ordenador. Me preocupan las conexiones transfronterizas de Aragón. Me preocupa la deriva de la oposición al estatut de Cataluña. Me preocupan los inmigrantes arrojados al desierto por Marruecos para que los refugien los refugiados saharauis. Me preocupa el huracán Stan que ha asolado Guatemala. El terremoto de Pakistán. Me preocupa todo esto, y tengo que hacer todo lo otro. Pero me siento incapaz de centrar la vista y diseccionar la realidad. Me absorbe lo que podríamos denominar el momento “estoy harto de este trabajo”. Y no puedo pensar en muchas más cosas. O diría más. Puedo pensar en muchas más cosas, pero mis manos se niegan a hacerlas. Incluso me jode usar Purnas como un diario. No lo es. Nunca lo ha sido. Y no quiero que lo sea. Para colmo, y vete tú a saber por qué, en las dos últimas semanas, con menos actualizaciones de las debidas, y pocas aportaciones, han aumentado las visitas a la página. Es decir, que las visitas no son por lo que escribo o dejo de escribir. Estoy en una esquina. Un cruce. Una cruïlla. Una cantonada.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario