Unidad de colección y la OPEL

jueves, septiembre 22, 2005 10:15
Publicado en la categoría purnas

Es curioso, como siempre, ver que “la unidad de archivo o de colección” denostada como argumento para el Archivo de la Guerra Civil en Salamanca, se utilice desde el obispado de Lérida para negarse, una vez más, a entregar las obras de arte aragonesas que guardan como su mayor tesoro. Es falso que todas las obras pertenezcan a las iglesias que una vez fueron parte del obispado de Lérida. Es falso que todas “se hayan llevado a Lérida para conservarlas”. Y es falso que en Lérida estén mejor que en Barbastro. En cualquier caso estarán fuera de su lugar, del lugar para el que fueron creadas con el dinero, trabajo y esfuerzo de los habitantes de aquellos pueblos del Pirineo. Los frutos del expolio deben ser devueltos con la normalización democrática. Las obras de arte a Aragón. Los papeles, a Cataluña. Hoy la copia es un valor en alza (que se lo digan a las empresas automovilísticas chinas), y la unidad de archivo no es criterio suficiente para negar la devolución del expolio. Por gritar algo, “Volem els papers”, pero “Queremos las obras de arte”, “Y el Patronato del Archivo de la Corona”, y que “El Partenón vuelva a Atenas”. Pero eso sí, espero y deseo, sueño, en ocasiones, quizás produciendo monstruos, en un día en el que no haga falta devolver lo expoliado, porque no haya habido expolio. Porque en el M(N)AC exhiban piezas aragonesas diciendo que son aragonesas. Porque en el Prado no acaparen la producción de Goya. Porque un país, mi país, siga estando orgulloso de lo que fue, pensando en lo que será. Y en que no cierren la OPEL, claro.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario