Sobre la manifestación homófoba del sábado

jueves, junio 16, 2005 14:19
Publicado en la categoría purnas

No son los únicos, desde bien cerca me llegan textos que hablan de amor, que hablan de tolerancia, que hablan de respeto, y que están en contra, desde dentro de la Iglesia, de la manifestación homófoba del sábado en Madrid. 20 obispos, como cuando paseaban a Franco bajo palio, estarán allí. Afortunadamente hay cristianos que “entienden” y que entienden. Que ven el amor como superador de barreras, y que creen que un ambiente de tolerancia es básico para cualquier cosa, hasta para educar a un niño. Copio y pego el manifiesto de los colectivos cristianos de gays y lesbianas del estado español. Pero sé, de buena tinta, que hay miles de cristianos más que no entienden a sus obispos, y no entienden que se dejen manipular por los pancarteros.

MANIFIESTO DE LOS COLECTIVOS CRISTIANOS DE GAYS Y LESBIANAS BISEXUALES Y TRANSEXUALES (LGTB) EN ESPAÑA
Con motivo del encuentro “Cristianismo y Homosexualidad”

Nosotros y nosotras, cristianos/as gays, lesbianas, bisexuales y transexuales de diversas organizaciones, reunidos en el VII Encuentro estatal “Cristianismo y Homosexualidad”, en Madrid los días 28 y 29 de mayo de 2005, ante el inicio del Pontificado de Benedicto XVI y ante el histórico reconocimiento del derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo y a la adopción en todo el Estado español

INVITAMOS A:

BENEDICTO XVI A:
Cambiar la concepción de la homosexualidad a la luz de la ciencia.
Revisar la doctrina del Magisterio de la Iglesia Católica acerca de la sexualidad, la homosexualidad, el matrimonio y la familia a la luz de la palabra de Dios y de acuerdo con los signos de los tiempos.
Contribuir a una Iglesia creíble, transparente, amable y fiel a Jesús donde se reconozca la dignidad de LGTB como signo del Amor de Dios.
Respetar los derechos y deberes de LGTB para posibilitar el sacramento del matrimonio,el sacramento del orden sacerdotal y la vida consagrada.
Garantizar a las personas cristianas femeninas su acceso a la toma de decisiones en todas los estamentos de la Iglesia.

LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA Y A LA CURIA VATICANA A:
Erradicar el machismo y el odio a los homosexuales tanto dentro como fuera de la iglesia de forma que se sientan acogidos en situación de justicia e igualdad.
Solidarizarse especialmente con la mujer lesbiana en su doble condición de marginación.
Reconocer la separación entre iglesia y estado y consolidar un Estado aconfesional, con un espíritu de respeto y amor fraterno entre todos/as.
Defender el derecho de los niños a ser adoptados por LGTB para su felicidad.
No utilizar el concepto de ley natural y ley divina para argumentar como normas morales lo que que no son más que prejuicios en contra de la homosexsualidad.
No usar el lenguaje como arma de enfrentamiento y de rivalidad generando un clima violento que no favorece el mensaje del Evangelio basado en el amor.
Entender que los bancos vacíos de nuestras parroquias suponen una huelga continua de muchas personas cristianas femeninas y masculinas que reivindican que se den nuevos cambios.

LOS/AS CRISTIANOS/AS Y TODO EL PUEBLO DE DIOS:
Acoger nuestra participación visible y nuestro testimonio de seguidores de Jesús y su mensaje del Reino de Dios, Amor y Justicia en la Verdad del Evangelio.
Trabajar conjuntamente en la normalización de la homosexualidad venciendo el miedo y los prejuicios sociales.
Ofrecer una alianza entre todos/as para que desapareca la homofobia, y poder cambiar actitudes que mejoren como personas cristianas.
Ofrecer una alianza entre todos/as para que desapareca la homofobia, y poder así cambiar las actitudes que atentan contra la dignidad de las personas, como hijos e hijas de Dios que somos.

AL GOBIERNO CENTRAL, LAS COMUNIDADES AUTONOMAS Y TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS A:
Aceptar nuestro apoyo para aprobar definitivamente la propuesta de Ley del derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo.
Construir conjuntamente una sociedad más libre, justa, solidaria, tolerante, respetuosa, cívica, fraterna y en paz.

AL MOVIMIENTO HOMOSEXUAL Y LA COMUNIDAD INTERNACIONAL A:
Recibir nuestro apoyo incondicional en la defensa de los derechos y deberes de todo nuestro colectivo en todos los países.
Compartir nuestros logros y ser testimonio de esperanza y solidaridad, donde la Justicia y el Amor estén globalizados para todos/as.

EN RESUMEN EXPRESAMOS:
1.- Nuestro testimonio gozoso y público como hombres y mujeres con experiencia del Dios de Jesús también en nuestra condición homosexual.
2.- Nuestra voluntad de dialogo decidido y permanente con la jerarquía de la Iglesia Católica a la luz del Evangelio para la construcción de una comunidad más acogedora.
3.- Nuestro compromiso para incorporar mensajes de Resurrección que humanicen la realidad homosexual.
4.- Nuestro apoyo a la propuesta de Ley del derecho del matrimonio entre parejas del mismo sexo.
5.-Nuestra petición de considerar la homofobia como pecado que atenta a la dignidad de la persona.
6.-Nuestro perdón anticipado ante cualquier situación de exclusión por parte de la Iglesia a la que pertenecemos.
7.- Nuestra apuesta por la Iglesia con la que soñamos y que garantice que tanto las personas cristianas femeninas como masculinas compartan la toma de decisiones y las responsabilidades del Reino de Dios.

Madrid, 29 de Mayo de 2005

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario