Enric Marco, el impostor

jueves, mayo 12, 2005 15:05
Publicado en la categoría purnas

Desde que se supo ayer que Enric Marco el (ex)presidente de Amical Mathausen jamás había estado internado en campos de concentración, se han venido sucediendo a todos los niveles debates, dilemas, condenas, disculpas…
Una de las más certeras fue la de María Galiana, la actriz de Solas, que en las mañanas de TV3 dijo entender a Marco “porque soy actriz”. Porque en el fondo todo ha sido un problema de sobreactuación. Enric Marco, antiguo secretario general de la CNT, y trabajador de la madera o el metal según la biografía que consultes, lo que ha hecho ha sido actuar. Durante más de 30 años ha representado un papel virtual que otros representaron realmente. Ahí está su pecado. Porque uno puede crearse la vida virtual que quiera, arriesgándose a que le descubran, pero Marco ha creado una vida virtual que no le pertenecía y que además suplantaba la de decenas de miles de apátridas españoles (como los declaró el franquismo) que sí sufrieron en sus carnes la crueldad del nazismo.
Durante 30 años de farsa Marco ha sido la víctima por encima de las víctimas de verdad.
Ayer tuvo la valentía de afrontar entrevistas para decir que no estuvo en los campos de concentración pero estuvo en “un penal”, para volver a la fascista España en 1943. Mientras miles de españoles se pudrían, morían y luchaban por no morir en Mathausen, en Gusen, en Auswitchz. Derrotados en dos guerras y abandonados de los suyos. Ahí decenas de testimonios reales que dejan en la verguenza el testimonio de Marco que por embustero, hizo llorar a los miembros del Parlamento.
Lo siento, pero no. No le disculpo. No le perdono. La muerte de cientos de personas no me deja hacerlo. Las vidas virtuales, para el chat.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario