Arde París. Diez años ya.

martes, mayo 10, 2005 9:48
Publicado en la categoría purnas

Parece que fue ayer. Un balón que venía de Pardeza. Minuto 120 del partido. El último minuto de la prórroga. El Parque de los Príncipes, París. Mohamed Ali Amar, Nayim. Exjugador del Tottenham, exjugador de los equipos inferiores del Barcelona. Un jugador indolente pero de una calidad exquisita. El balón le vino al pie, a todo un mundo de la portería. 49 metros. Y vio a Seaman, el mejor portero inglés de los últimos tiempos. Su bigote desafiante. El balón hizo una parábola increíble, y se coló por la escuadra ante la mirada impotente del portero. Unos dicen que fue la Virgen del Pilar, otros Alá, Mahoma, incluso hay quien dice que todo un fondo del Parque de los Príncipes se puso a aspirar para que el balón hiciera lo que hizo. Para que entrara en la portería como un misil, para que desatara una euforia de la que me costó recuperarme no un día, sino diez años. Hoy escribo esto y todavía se me pone un nudo en la garganta y los pelos luchan por salirse de la piel. La última alineación del Zaragoza que recitamos de carrerilla. Manopla Cedrún, el royo Belsué, el Chucho Solana, Negro Cáceres, el gran capitán Aguado, Nayim tequieronayimyoteadoro, el arquitecto Aragón, Gus gus gus gustavoooo Poyet, el paquete Higuera (que grande por la derecha con Belsué), el ratoncito Pardeza, y Matador Esnáider. Partidos de gloria de este gran equipo que hacía el mejor fútbol de Europa. Ahí quedan el 6-3 y el 4-5 al Barça, el 4-1 al Madrid, una final de copa que nos robó Urío Velázquez, otra que ganamos, un tercer puesto en la Liga y sobre todo, la Recopa. Esta Recopa de la que hace hoy diez años. Diez largos y cortos años. Con ese balón iban las ilusiones de toda una ciudad, de todo un país. Con ese balón el orgullo de ser un equipo. De ser aragonés. De ser del Real Zaragoza. Para el recuerdo el primer golazo de Esnáider, que bien valía un título, pero que quedó eclipsado por el gol, el mejor gol, marcado jamás en una final. Por la belleza, por el tiempo, porque era el final de la prórroga, por lo que significaba. En el minuto 120 Nayim le pegó al balón desde Jerusalén y la pelota cruzó Europa para entrar por la escuadra de París. GOL.GOL.GOL.GOL.GOOOOOOOOOL.

Más información, más pasión:

En Emule:
Final de la Recopa completa
Los goles de las eliminatorias
Montaje Arde París (Como escarpias)
Directamente:
Gol de Esnáider
Gol de Nayim

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario