Nunca más. Por los caídos por la libertad.

lunes, mayo 9, 2005 10:59
Publicado en la categoría purnas

El cadáver de Hitler no fue el único que carecía de una tumba que pudiera identificarse. Las víctimas de las batallas enterradas por bombas y proyectiles -soldados de ambos bandos y también civiles- son incontables. Desde 1945, cada año sigue encontrándose en las cumbres de Seelow, en los quedos pinares que se extienden al sur de la ciudad y en las excavaciones realizadas para erigir edificios en la nueva capital de la Alemania reunificada un promedio de mil cadáveres. La matanza sin sentido a que dio lugar la indignante vanidad del Führer se encuentra en clara contradicción con el compungido aserto de Speer de que la historia subraya “los acontecimientos terminales”. En su desaparición, la incompetencia del régimen nazi, su enfermizo rechazo a aceptar la realidad y su inhumanidad todavía se hicieron más evidentes.

“Berlín: La Caída”, Antony Beevor

ps. Por todos aquellos que cayeron luchando por la libertad. Por todos aquellos que cayeron simplemente porque estaban en medio. Por todos aquellos que cayeron porque los que no luchaban por la libertad decidieron que cayeran. Nunca más.
ps2. ¿Dónde estaba el presidente de Aragón ayer en Mauthausen?. Los aragoneses fuimos el segundo colectivo más importante de apátridas españoles en los campos de concentración. Por ellos.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario