María Campo, canción de aguas tristes

jueves, abril 28, 2005 10:43
Publicado en la categoría purnas

Era el año 1999 de la era acuática de Aznar, cuando María Campo se convirtió involuntariamente en un personaje popular, en una especie de hada con gayata en vez de varita que, ante el atropello de uniformes armados sufrido en el querido pueblo de Santaliestra, puso en fuga a los ínclitos miembros de botas-tanque y “cállese usté” y, además, lo hizo con poco más que la bravura y la rasmia que dan la convicción de la razón y la urgencia del basta ya.
María Campo, la que a raíz de aquel episodio agustinesco fuera apodada súper-abuela, nos ha dejado. ¡La recuerdo tan vital, tan bien plantada en manifestaciones en Bruselas, en Barcelona, donde fuera, transmitiendo a su nieto la semilla de la dignidad…!. Ahora podrá repetir a su marido aquel “Mariano, vamos ganando” que le decía mirando al cielo, conforme se sucedían las sentencias contra el proyecto del pantano de Santaliestra. Ahora María, ya instalada en esa barca de Caronte que surcará el Ésera, podrá navegar cuando quiera junto a las orillas por las que tantas veces habrá paseado y lo hará con la suprema tranquilidad de no toparse con ningún fantasma de hormigón.

Adiós María. Descansa en paz, mujer. Tu feliz pecado de rebeldía sigue entre nosotros. Hoy estamos tristes por tu marcha, pero el dolor no nos paraliza en la defensa de otros ríos.

María, vamos ganando

M.ª Victoria Trigo Bello
Asociación Ebro Vivo – Coagret

Descansa en paz, María. Por un Aragón libre. Y libre de pantanos asesinos. Tus amigos siguen en la brecha. No afogarán o nuestro país.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario