Reflexiones tras un largo día

domingo, abril 24, 2005 12:13
Publicado en la categoría purnas

Desde las 7 de la mañana cargando libros. Desde las 7 de la mañana señalando cosas. “Pujant a ma esquerra”.”Les firmes a la parada de fora”.”Sisplau, em deixa?”. Zafón, Cercas, Saramago, Ibáñez y Sampedro tapando la calle. Luis del Val. Una camiseta de “Aragón ye nazión”, porque el 23 de abril para mí no es Sant Jordi. O también es Sant Jordi. Dos rosas en un vaso de agua en persecución constante por entre el bullicio. Dos, cuatro, seis, ocho, diez, doce, catorce, mil besos. Una comida entrecortada. Unos seguratas con gorra roja. Unas cervezas entre risas después de trabajar, durante el final del trabajo. Uno que se escaquea, dos que se escaquean. Cajas de libros que se abren. Más gente, y más gente, y más gente. Brujas que desaparecen. Y más gente. “Felicitats”, “Felicidades”, “Felizidaz”. Un sms, dos sms. Varios sms. Llamadas. Más libros. “No queda”. “S’ha esgotat”. “La setmana que ve”. Dos imprevistos lectores de Saramago. Una embarazada. “¿Llibres del Papa nou?”. La Juanita no ha sacado la mopa. Menos mal. Una pregunta que se me queda prendida al alma.

¿Por qué la gente no lee los libros que compra?

Quiero descansar.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario