Ex-presidentes, ex-teóricos, extemporáneos

viernes, abril 22, 2005 8:50
Publicado en la categoría purnas

Cuando un expresidente se va, lo mejor que puede hacer es retirarse del todo. Porque luego pasa lo que pasa. Claro que también hay presidentes como Maragall, que mejor se podían estar calladitos. Pero de los retirados, y en apenas 48 horas tenemos dos ejemplos claros de que es bonito y eficaz aplicar ese refrán castellano que dice que “en boca cerrada no entran moscas”.

Ejemplo 1. Jordi Pujol, expresidente de Cataluña, donde ha gobernado durante 23 años. El muchacho, porque está hecho un chaval, va a Zaragoza para hablar de la Expo y dice, nos dice, que “para que un acontecimiento así triunfe hay que huir de partidismos y localismos”. Lo dice. El tío. El presidente que identificó Cataluña con su partido. El más local de todos los locales. Dando lecciones entre tosecita y tosecita. Como diría aquel, “gran empanada llevas, joven skywalker”.

Ejemplo 2. Acabo de leer el teletipo de EFE.

CONSEJO ESTADO
Aznar defenderá continuidad histórica España desde Consejo Estado
Madrid, 21 abr (EFE).- El ex presidente del Gobierno José María Aznar aseguró hoy que, desde el Consejo de Estado, defenderá que “por encima de las orientaciones políticas propias de cada Gobierno prevalezca la continuidad histórica de España y la voluntad de convivencia en libertad”.

Señor Aznar. Jose. Pepico. La primera y la segunda frase son incompatibles. Por mucho que a tí debajo de la gomina te parezca que no. Por mucho que tu convencimiento de que España no se merecía una Constitución tan libérrima (sic) te lleve a pensar en la unidad de destino en lo universal. Tú, que te ves como el Cid Campeador, sin saber que no fue más que un mercenario que ora luchó contra los cristianos, ora contra los musulmanes. Un castellano sin castillo, como tú, que lo perdiste un 14 de marzo. Si prevalece la “continuidad histórica de !España!” (por la gracia de Dios) no puedes apelar a la voluntad de convivencia. Si prevalece lo segundo, la voluntad de convivencia, tendrás que aguantar (chincha) que haya quien no quiera convivir, y menos contigo como führercito. Así que tendrás que elegir. O la unidad de España, o la libertad para elegir si España es 1, 51 o 2008. Como la Expo.

……….

No es un expresidente, menos mal. Pero no puedo dejar pasar esta “perlita” del bien amado “chiquito de Teruel” que dicen los colegas. FJL. El Losantos. La frase se las trae. Sobre los viajes al extranjero durante la dictadura de Franco:
Para sacar el pasaporte había que pedirlo y no te lo daban o resultaba muy difícil si tenías antecedentes políticos. Como había tan pocos antifranquistas, salía todo el que tenía dinero para viajar.
Por supuesto que había pocos antifranquistas, en especial durante los diez o quince años después de la guerra. Unos cuantos fusilamientos, unas cuantas construcciones con esclavos. Y voilá. Y luego que hay rencor.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario