La nueva sociedad

sábado, abril 16, 2005 13:25
Publicado en la categoría purnas

sin gravedad_.jpgReflexionando sobre el arte, sobre las parejas, sobre el modelo social, sobre los adolescentes, sobre el mundo. Una cerveza. Dos. Una Joana. Neuronas, redes e interconexiones. Y entonces el flash. El porqué. Los porqués. Todo un mundo antes lo ojos enfebrecidos de humo. El porqué está en el individualismo. No es nuevo. Pero es. No es bueno ni malo, pero es. El porqué está en que antes la gente se casaba para tener una familia (ni bien ni mal), y ahora se casa para sentirse bien junto a otra persona. En efecto, cuando deja de estar bien, se acaba, como es natural. El porqué está en que los artistas antes pintaban para mostrar sus sentimientos a los demás y ahora pintan para mostrarse sus sentimientos a sí mismos. El porqué está en que antes la gente se afiliaba a un sindicato para luchar por la clase obrera y ahora se afilia para no estar desprotegido ante su empresa.
El porqué está en la sociedad individualizada que dice Zygmunt Bauman, aunque él lo emplea en otro sentido. Ahí están las comunidades de interés personal, que no se sustentan en el colectivo sino en la suma de individualidades. El postmodernismo. El vacío existencial de la gente que pasa a ver al Papa muerto para hacerle una foto con el teléfono móvil. La misma foto repetida en cientos de móviles. El mismo mail vacío y repetido millones de veces. La misma red unida por puntos gordos llenos de yo y faltos de conexiones. El mismo arte incomprensible. Los mismos grupos individuales. Los mismos partidos llenos de ego. Las mismas familias en trece trozos. El mismo mundo solitario en el grupo. La nueva sociedad.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario