Están por todos lados

miércoles, marzo 30, 2005 10:37
Publicado en la categoría purnas

Revisando la sección de historia de cualquier librería me empiezan a entrar escalofríos. 40 años de historia sesgada, parcial y demonizadora no han bastado. Vuelven los “mitos”. César Vidal o Pío Moa copan las estanterías. Hasta Ricardo de la Cierva que es cualquier cosa menos historiador científico tiene su rinconcito. Después, oír quejarse a Jiménez Losantos del monopolio de la SER suena a risa, claro. Entre otras cosas porque no es cierto, y segundo porque son los mismos que abogan por el libremercado total. Y además porque el mensaje COPE-Zaplana-Acebes-ElMundo está calando de una forma irremediable en la sociedad. No en todos, menos mal, pero lo cierto es que ya hay gente que piensa que en el 34 empezó la guerra civil, o que Carod-Rovira se apellida Pérez (ayer Pecado Original demostró que era falso), o que sólo existió Paracuellos, o que Franco fue un mal menor, o, o, o, o…
El calabobos ideológico está llegando a extremos peligrosos, plantados en el guerracivilismo, en la confrontación constante. Si se venden armas porque se venden, sino porque se hunden los astilleros, si se habla de paz, porque se venden armas, si se habla de guerras, porque la invasión de Irak fue legal. Que si Huarte es espía y sabía lo del 11-M y ZP también y que en realidad fue Rubalcaba el terrorista suicida supuesto. Cada día, cada noche, poco a poco. Fruto de un rencor inacabable. Fruto de una derrota que no han sabido asumir y que los hace muy peligrosos, porque en el fondo nunca han dejado de entender su España como un patio particular. Y no entienden que hay otras Españas, de otras formas, de otras hechuras y en la que ellos sólo sean la voz del rencor.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario