Hijos del cierzo

martes, marzo 22, 2005 12:43
Publicado en la categoría purnas

Pues aquí estamos otra vez, en la hija del cierzo. Con sus aconteceres diarios y sus nohaceres milenarios. Mientras el autobús de Alsa enfilaba hacia el Pilar y las murallas antes de girar hacia el puente de la Almozara, la música de Petisme, casualidades de la vida, resonaba en mis oídos. El Mp3 se puso a tono con el momento. Aprovechando que el atasco hacia la Puerta del Carmen todavía era pequeño porque no habían empezado las procesiones, y cortando de raíz un intento de Extremoduro de colarse en el orden aleatorio de reproducción, el pequeño aparatito se puso a tocar Cierzo. A rebato. A saco. Soy un hijo del cierzo. Y este blog también. Y menos mal.

Hay en Saturno un viejo solar
que algunos llaman también Mañoland.
Vive allí un pueblo abrupto y letal,
un dios enfermo se bebió su mar.

Son duros por fuera y tiernos por dentro,
el alma de piedra, el corazón de cristal,
“Y el Ebro guarda silencio al pasar por el Pilar”,
al pasar por el Pilar…

El cierzo va, el cierzo va,
secando el corazón de ese lugar,
que es mi lugar.

Hay en Saturno un viejo solar,
levantas la vista, no ves libertad.
Arde la nieve, ya semos nazión:
agua de borrajas, frutas de Aragón.

Son tan tozudos, tan pocos, tan locos,
son tan baturros, tan nobles, tan sordos,
“bien se ve que estás mañica
de un mañico enamorada”,
de un mañico enamorada…

Y el cierzo va, el cierzo va
secando el corazón de ese lugar
que es mi lugar.
El cierzo va, el cierzo va,
secando el corazón de ese lugar
que es mi penar…

Somos los hijos del cierzo,
con sus tambores de cierzo,
pinturas negras del cierzo,
dime si es falso o es cierzo.
Somos juguetes del cierzo,
un mañicomio de cierzo,
la luz mudéjar del cierzo,
dime si es falso o es cierzo.
Somos un sueño de cierzo,
en las pupilas el cierzo,
en los bolsillos el cierzo,
dime si es falso o es cierzo.
Somos la ofrenda del cierzo,
las capitanas del cierzo,
por esos cielos de cierzo,
dime si es falso o es cierzo.

El cierzo va, el cierzo va…

ANGEL PETISME

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario