Un país normal

martes, marzo 1, 2005 11:43
Publicado en la categoría purnas

En un país normal el presidente no es el país. En un país normal lo importante son las personas. En un país normal el presidente defiende a los ciudadanos pero no se arroga la representación total de los mismos. En un país normal el expresidente no sale a la palestra para amenazar. En un país normal es más importante realojar a los desalojados que repartir mierda a diestro y siniestro. En un país normal no se condiciona el debate político a las necesidades de los partidos sino a las de los ciudadanos. En un país normal lo del Carmel hubiera conllevado una catarsis colectiva. Pero es que Cataluña no es, ni será por este camino, un país normal.
Desde mi profunda indignación por unos socialistas que son antes nacionalistas que de izquierdas además de mafiosos, unos nacionalistas de izquierdas que son sólo nacionalistas y que en aras del país sacrifican a la gente, unos nacionalistas de derechas que son simplemente mafiosos, unos ecosocialistas que se han ocultado tras la capa de ozono, y unos conservadores nacionalistas españoles que, por supuesto, aprovechan el que les regalen las cosas. Por no hablar de un alcalde que es antes del PSC que de Barcelona.

Puedes dejar una respuesta, o un trackback desde tu sitio.

Dixa un comentario